La Autoridad Portuaria de Marín y Ría de Pontevedra está informando a todos sus clientes de las medidas de aplicación inmediata para contribuir a paliar los efectos de la crisis sanitaria del Covid-19 y del actual estado de alarma decretado por el Gobierno.

Entre ellas, está la ampliación de plazo del periodo voluntario de pago de tasas portuarias hasta el 30 de abril, conforme a lo establecido en el Real Decreto-ley de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19 para las liquidaciones notificadas a la entrada en vigor del citado Real Decreto, y hasta el 20 de mayo para las que sean notificadas con posterioridad a esa fecha de entrada en vigor salvo, que el plazo otorgado por la norma general sea mayor, en cuyo caso, éste es el que resultará de aplicación.

También se les informa de las posibilidades y condiciones para solicitar aplazamientos de pago.

Esto se suma a la decisión ya tomada anteriormente por la Autoridad Portuaria de agilizar el pago a proveedores tanto de servicios como de suministros, reduciendo los plazos habituales de 30 días al abono de las facturas en el mínimo tiempo posible tras su conformidad.

En los primeros días del estado de alarma la Autoridad Portuaria ya tomó medidas para enfrentarse a la crisis causada por el coronavirus, entre las que encuentran las actuaciones económicas encaminadas a no agravar todavía más la situación de las diferentes empresas del entorno.

Por eso se decidió agilizar el pago a proveedores tanto de servicios como de suministros, reduciendo los plazos habituales de 30 días al abono de las facturas en el mínimo tiempo posible tras su conformidad.

Medidas económicas

Además, se están analizando para su aplicación urgente todas las posibilidades contempladas en los Reales Decreto 8/2020 de 17 de marzo y 7/2020 de 12 de marzo, sobre pagos tributarios y resto de medidas económicas para favorecer la liquidez de las empresas del puerto, sin perjuicio de las que se adopten a nivel de todo el sistema portuario.

Por otra parte, el Puerto de Marín sigue un día más manteniendo la operativa de mercancías con normalidad gracias al esfuerzo conjunto que se está realizando desde la comunidad portuaria (empresas, servicios, personal de la Autoridad Portuaria, especialmente la plantilla de policía portuaria) para mantener la cadena logística de mercancías y garantizar los suministros al mercado.