DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De cuidadora a enfermera defensora de la sanidad pública

La etapa final de la carrera como enfermera de Merce Malvar García de la Riega tuvo lugar en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Montecelo de Pontevedra, donde trabajó desde mediados de la década de los ochenta. Hace diez años que se jubiló, pero gustosamente seguiría trabajando en una profesión que, asegura, "te da muchas satisfacciones".

"El trabajo en la UCI, por ejemplo, es muy duro, pero muy gratificante cuando eres capaz de sacar a la gente adelante", reconoce emocionada.

Respecto a la situación actual generada por el coronavirus en el área sanitaria, y en el país en general, se muestra muy preocupada. "Es que los profesionales sanitarios no tienen todos los medios que deberían tener para protegerse. Antes cuando hacía falta material se hacía una solicitud y rápidamente lo tenías. Ahora no. Están pasando por algo muy duro", considera.

Por ello, se muestra muy crítica con las políticas privatizadoras de la sanidad pública. "Se estuvo privatizando. Se recortó en sanidad y en investigación y las consecuencias ya están aquí. Tenemos una sanidad buenísima, que no se olvide nunca, pero la mata esa gestión", recalca.

"Yo confío mucho en la sanidad pública y en la Medicina en general, pero entiendo que la gente se preocupe por sus mayores. Mi madre, que ya había cumplido los 100 años, era la que más me podía preocupar. Pero ya ha fallecido", confiesa.

"Es muy importante también que no caigan más sanitarios, sino esto no se puede sostener", finaliza la enfermera jubilada.

Compartir el artículo

stats