Siete muñecos de Orbil, la mascota del Salón do Libro Infantil e Xuvenil de Pontevedra, se repartirán por los barrios de la ciudad durante los próximos días para dar visibilidad a esta cita cultural que dedica su 26 edición al humor y que tendrá a Italia como país invitado.

El alcalde, Miguel Fernández Lores, la concejala de Cultura, Carmen Fouces, y la de Servicios Territorializados, Pilar Comesaña, encabezaron este mediodía la presentación de los "órbiles". Tuvo lugar en la plaza de A Peregrina, ante un gran muñeco amarillo, en alusión al color del Camiño Portugués que pasa ante el santuario.

El temporal que obligó a las autoridades a resguardarse en lo posible bajo los paraguas hizo inviable la presentación "más espectacular", en palabras del alcalde, prevista inicialmente y en la que estaba previsto que participasen escolares para arropar el debut de las 7 figuras.

Éstas se repartirán "por prácticamente todos los barrios", explicó el regidor. Por su parte, la concejala de Cultura incidió en que a estos 7 primeros muñecos se sumarán más en futuras ediciones, de modo que los Orbil "irán aumentando y colonizando la ciudad en vísperas del Salón do libro".

Se elaborará un plano para divulgar las distintas ubicaciones y que los niños y sus familias puedan acudir a fotografiarse con cada Orbil. La idea es llamar la atención sobre la gran oferta del Salón, pensada no solo para los pequeños de la casa sino también para adultos interesados en actividades relacionadas con la animación a la lectura, mediación lectora etc.

La escritora Helena Villar Janeiro y el dibujante Kiko da Silva ("padre" de Orbil) serán este año los autores homenajeados en el Salón do Libro, que arrancará el próximo jueves, día 6, y se prolongará hasta el 28 de este mes. En ese intervalo desplegará cientos de actividades y recibirá la visita de miles de familias con niños.