Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernando Maestre: "Galicia no va a ser Almería, aunque el clima va a ser más seco y las temperaturas van a cambiar"

El investigador que impartirá un seminario en Pontevedra analiza el cambio climático y qué podemos hacer aún

Fernando Maestre tomando muestras en uno de sus estudios. // Fdv

Fernando Maestre tomando muestras en uno de sus estudios. // Fdv

Fernando Maestre es una de las eminencias científicas más reconocidas de nuestro país y del mundo. El investigador es uno de los autores más citados a nivel mundial, dirige el laboratorio de Ecología de Zonas Áridas y Cambio Global en la Universidad de Alicante y colabora con grupos de investigación a nivel internacional. Responde en un viaje en tren volviendo de un seminario en Madrid y este martes día 3 estará en Pontevedra impartiendo otro seminario junto a la Misión Biológica de Galicia, en el Pazo de Salcedo descubriendo sus últimos avances.

-¿Las zonas áridas son fértiles?

-Sí, en el sentido de que los suelos tienen nutrientes para sostener vegetación y cultivos, aunque son menos fértiles que otras zonas donde llueve más y hay mayor desarrollo de la vegetación. La fertilidad del suelo depende mucho de los aportes de materia orgánica que reciben, y esto está directamente relacionado con la vegetación.

-¿Cómo se frena el cambio climático en estas zonas?

-Al igual que en todas. El cambio climático es imparable en el sentido de que, aunque dejásemos de emitir gases de efecto invernadero a la atmósfera el cambio climático seguiría avanzando. Lo que sí está todavía en nuestras manos, aunque el tiempo se va agotando, es minimizar la magnitud del cambio. Entre que la temperatura global aumente un grado y medio o lo haga dos la diferencia puede ser muy importante, y las consecuencias pueden ser muy distintas para los ecosistemas naturales y para nosotros mismos.

-¿Se puede hacer algo a nivel individual?

-Mucho. Empezando por utilizar menos energía, utilizar el transporte público siempre que podamos, replantearnos algunos aspectos de nuestro modo de vida? Por ejemplo, coger menos el avión, utilizar más el tren, reciclar, utilizar a la hora de comer, en la medida de lo posible, productos procesados, porque cuanto más procesado esté un producto más energía se ha consumido para elaborarlo. También consumir menos carnes y más fruta y verdura, preferiblemente de proximidad, no tirar comida, ahorrar agua? Hay un sinfín de pequeñas cosas que podemos hacer en nuestro día a día que no suponen mermar nuestra calidad de vida y que tienen un efecto muy positivo.

-¿A qué cambios nos enfrentamos?

-Son múltiples y a múltiples niveles. Está habiendo un aumento de la frecuencia de eventos extremos climáticos, sequías, lluvias torrenciales, inundaciones, olas de calor? En el levante estamos viendo estas gotas frías fuera de temporada que están siendo cada vez más intensas y están haciendo muchísimos destrozos. Se están produciendo numerosos cambios en los ecosistemas hay especies que no se pueden adaptar a las nuevas condiciones ambientales, y muchas van a desaparecer o emigrar.

-¿Galicia es un oasis dentro de este problema?

-Galicia no va a ser Almería. Aunque el clima va a ser más seco, las temperaturas van a aumentar, las sequías y el nivel de aridez general, pero no se prevén cambios tan extremos como para que en las próximas décadas sea como el sudeste de España.

-¿Qué le diría a quienes niegan el cambio climático?

-El cambio climático no es una cuestión de fe. No es algo que te creas o no. A día de hoy hay una evidencia aplastante de que está aquí y tenemos todas las señales delante de nuestros ojos. Lo que está en juego es el futuro de nuestros hijos, nietos, el estilo de vida que llevamos? hay que ponerse a actuar ya. Nuestra sociedad está cambiando muy rápido y nos asustan esos cambios. Mucha gente lo niega para evitar hacer ningún cambio a nivel personal porque eso implica cierto sacrificio. Pero del mismo modo que cuando se ponen enfermos van al hospital, y la medicina se basa en la evidencia, en este caso la evidencia científica es aplastante y tenemos que actuar para minimizar.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats