Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jubilados y familias que desestacionalizan el turismo

El área de autocaravanas de Pontevedra, inaugurada en abril de 2017 y con un emplazamiento envidiable junto al Lérez, figura entre las mejores valoradas de Galicia y se ha convertido en un recinto "de referencia" en las Rías Baixas, en palabras del presidente de la Asociación Galega de Autocaravanas (AGA), Manuel Fernández-Arruty.

Prueba de ello es el incremento continuo en el número de usuarios que cada año se animan a pernoctar en esta zona y, de paso, visitar la ciudad. En 2019 superaron los 1.100. Son un 10% más que el año anterior, lo que evidencia que el "boca a boca" funciona y que las valoraciones que el área cuenta en páginas especializadas no están faltas de razón. En la web AreasAC la puntuación que recibe es de un 4,5 sobre 5 y en la Campercontact, de un 4. En el gigante Google, los usuarios le han dado un 4,3, también sobre 5.

"Se han cumplido las expectativas que había y sigue siendo un área de referencia", resume Fernández-Arruty.

Son una veintena de plazas en las que los autocaravanistas pueden permanecer un máximo de 72 horas al mes y no superando las 48 seguidas.

En temporada alta se quedan cortas, pero en períodos como el actual, el más bajo del año hasta que llega la primavera, son más que suficientes.

La Policía Local es la que se encarga de controlar que los usuarios cumplen los períodos de tiempo máximo estipulados. En este sentido, y ante ciertos "problemas" surgidos por los horarios, AGA ha solicitado una reunión con el Concello de Pontevedra para tratar de gestionar determinadas casuísticas de la mejor manera posible. "El problema es que algunos autocaravanistas llegan muy temprano y si a las seis de la mañana, por ejemplo, ya han aparcado, lo que iban a ser dos días les cuentan como tres y son multados", se lamenta.

Unas vistas envidiables

Además del área de autocaravanas de Pontevedra, la comarca cuenta también con otra muy bien valorada por los usuarios, la de Poio, en A Seca, con unas inmejorables vistas a la ría.

Si todo continúa en la línea prevista, la siguiente localidad que se unirá será Marín, puesto que el pleno municipal aprobó hace unos días la creación de un aparcamiento para este tipo de vehículos.

De este modo, y con estos tres emplazamientos, la comarca se beneficiará de los tiempos máximos establecidos de 48 horas, que permitirán a los autocaravanistas permanecer más tiempo en la zona, como mínimo seis días, rotando de unas áreas a otras, con el beneficio económico que esto supone.

Completaría el circuito Sanxenxo. Manuel Fernández-Arruty asegura que hace dos años mantuvo una conversación al respecto con el alcalde de la villa turística, "que quedó en nada". El pontevedrés reconoce que lo más importante en este caso es encontrar una ubicación adecuada.

Compartir el artículo

stats