Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cáncer continúa su escalada y suma 1.704 diagnósticos nuevos en el CHOP en un año

-Las consultas de revisión de enfermos de Oncología del área sanitaria se acercaron a las 22.700 el año pasado -Cada día se realizan entre 80 y 90 tratamientos de quimioterapia en el Hospital Provincial de Pontevedra

Participantes en la carrera solidaria contra el cáncer el pasado mes de octubre. // Gustavo Santos

Participantes en la carrera solidaria contra el cáncer el pasado mes de octubre. // Gustavo Santos

Uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres serán diagnosticados de cáncer a lo largo de su vida. Solamente en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés se diagnosticaron el año pasado 1.704 nuevos casos.

La cifra no cesa de aumentar, pero ni siquiera los propios oncólogos son capaces de establecer el motivo de este incremento. En 2018 fueron 1.658 nuevos diagnósticos y el año anterior, 1.420. Los números no mienten y está claro que van a más.

Los tumores más frecuentes siguen siendo los de mama, colorrectal y pulmón, que juntos suman el 80 por ciento del total.

Existen otros tipos, incluso algunos considerados raros. Es el caso de los sarcomas. Cada año se detectan una media de 5 nuevos en el CHOP. Es un cáncer que aparece con mayor frecuencia que otros en gente joven y que precisa de una cirugía especializada y de complejidad, que es desviada a otras áreas sanitarias.

Se sabe que entre el 30 y el 50 de los casos de esta enfermedad podrían ser evitados siguiendo estilos de vida saludables, pero para poder establecer patrones y hablar con mayor propiedad y exactitud de la enfermedad haría falta un registro sobre ella en la comunidad autónoma.

Es una de las principales demandas de los profesionales del área. Manuel Constenla, jefe de Oncología del Complexo Hospitalario de Pontevedra, CHOP, insiste en que un registro ayudaría a entender causas por localización de los pacientes y zonas. Mientras no se pone en marcha a nivel gallego, desde el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés realizan sus propios apuntes.

Los pacientes tienen, por su parte, sus propias reivindicaciones. Hace tiempo que es una realidad que la sala de espera para los tratamientos de quimioterapia en el Hospital Provincial se ha quedado pequeña.

Cada día, informa el doctor Constenla, se aplican entre 80 y 90 de estos tratamientos en horario de mañana y tarde en Pontevedra.

Ahora, que se ha comenzado también a suministrar también en el Hospital de O Salnés. Desde el de Pontevedra esperan que se aligere la situación, ya que estos pacientes suponen un 30 por ciento del total del área sanitaria. Los tratamientos se preparan en Pontevedra y se envían a Vilagarcía. Quedan pendientes de incorporarse a este sistema los de tipo oral.

"Son quejas justificadas las de los pacientes", reconoce el jefe de Oncología, "porque la sala de tratamientos del Provincial tiene una capacidad mayor que la de espera". "Estas instalaciones datan del año 2000, y por aquel entonces aquello estaba muy bien, pero ahora no porque no llegan".

A ello se suman los tiempos de espera, de varias horas, puesto que las sesiones de quimio varían de unas personas a otras. "Son de distinta durabilidad y no se pueden prever ni afinar porque dependen de cómo tenga el paciente las venas. Pero ocurre lo mismo en consulta, que a veces está prevista para diez minutos y se convierte en casi una hora", explica Manuel Constenla.

De hecho, el año pasado las consultas de revisión en Oncología del CHOP se acercaron a las 22.700.

Nuevos tratamientos

Además de la quimioterapia, en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés se aplican otros tratamientos novedosos. La inmunoterapia es uno de ellos. El jefe de Oncología reconoce que en casos de cáncer de pulmón y de melanoma, así como en los de riñón, se están logrando "resultados notables".

La aplicación de estos nuevos tratamientos incluye al CHOP en ensayos clínicos en casos reales con algunos avances importantes.

Asimismo, comienza a haber otros como la terapia celular, para leucemia, que se ha comenzado a aplicar solamente en hospitales de Cataluña y en la que el resto de centros españoles están muy atentos. Como son de elevado coste, todavía habrá que esperar a que lleguen a la sanidad pública gallega.

Compartir el artículo

stats