Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Museo aumenta un 29% su presupuesto para poner en marcha su programa de ampliaciones

- La partida consignada para la institución cultural pasa de los 4,4 millones de 2019 a los 5,7 de este ejercicio -La Diputación confía en cumplir plazos récord e iniciar las obras de la sede de Valdecorvos en el próximo 2021

Edificios centrales del Museo en A Leña, que serán conectados mediante subterráneos. // Rafa Vázquez

Edificios centrales del Museo en A Leña, que serán conectados mediante subterráneos. // Rafa Vázquez

El Museo incrementará este año su presupuesto un 29,5%, más de un millón de euros que destinará a los primeros estudios, tramitaciones y catas para la construcción de la nueva sede de Valdecorvos y la rehabilitación de los edificios centrales en el centro histórico.

La partida consignada por la Diputación para la institución pasa de los 4,4 millones de 2019 a los 5,7 de los que dispondrá este ejercicio, según la previsión que confirman a FARO los portavoces de la institución provincial. Ésta confía en batir plazos récord en su plan de ampliación e iniciar las obras del edificio arqueológico el próximo año, de ahí que ya anunciase este fin de semana los primeros geotécnicos.

El buque insignia de la cultura de la provincia continúa así un programa de modernización que ha incluido hasta el momento la renovación de la dirección, así como la incorporación de un consejo asesor, y que se visibilizará también en los próximos meses con una nueva identidad visual.

Esta hoja de ruta va acompañada "de un presupuesto, no es un anuncio sin contenido", destacan los portavoces de la Diputación al encarar la ampliación más ambiciosa desde la puesta en marcha en 2013 del Edificio Sarmiento. Con la reapertura del antiguo colegio de los jesuitas se completaba un macroplan que permitió a la institución sumar sedes, rehabilitaciones y musealizaciones no exentas de críticas y cifradas en ese momento en 28,8 millones de euros.

En esta ocasión se busca dotar al Museo de un "edificio emblemático", señalan, que ocupará la parcela de más de 9.000 metros cedida por el Concello en Valdecorvos y para ello ya se han adjudicado los estudios iniciales. Asimismo, se darán los primeros pasos para la intervención en los edificios centrales.

Éstos constituyen la imagen más icónica del Museo pero permanecen cerrados desde hace años. La Diputación subraya que los edificios Castro Monteagudo y García Flórez "perdieron su aptitud para tener un uso expositivo por su obsolescencia y deterioro debido al paso del tiempo", mientras que el Edificio Fernández López "aunque está operativo, presenta un conjunto de limitaciones y deficiencias que obligan, también, su rehabilitación para un mejor cumplimiento de sus funciones".

¿Podrían de manera individualizada ser rehabilitados? El organismo provincial entiende que la adaptación sería compleja "y con dificultades para cumplir las exigencias actuales para este tipo de equipamientos por su configuración y las limitadas superficies útiles disponibles. La necesidad de disponer de espacios para instalar los controles de acceso y las instalaciones de climatización y seguridad, la exigencia de garantizar la plena accesibilidad universal y de facilitar la comunicación horizontal y vertical, la debilidad estructural de los forjados, y el deber de cumplir las demás exigencias normativas, introducen importantes limitaciones para el aprovechamiento de los edificios en sus condiciones actuales".

Así, se ha optado por "soluciones novedosas que permitan devolverle su funcionalidad como museo con las condiciones hoy exigibles la este tipo de espacios" y que pasan por la conexión mediante galerías subterráneas.

El anteproyecto presentado por el vicepresidente de la Diputación, César Mosquera, y el arquitecto Jesús Fole incluye una planta de sótano que se extiende y ocupa toda la superficie de las parcelas de los tres edificios y a mayores tramos del subsuelo de las calles Sarmiento, Pasantería y García Flórez y espacios públicos existentes entre ellos.

Se excavará "entre 5 y 7.5 metros" de modo que los sótanos sumen más de 1.900 metros de espacios expositivos y de servicios.

La conexión soterrada "permitiría la continuidad" entre las sedes, indican desde el Ejecutivo provincial, "cumpliría la normativa de accesibilidad y proporcionaría una alta funcionalidad al conjunto, optimizando su funcionamiento con una entrada única en la que se podría disponer un amplio espacio de recepción interior, control de accesos y espacios para instalaciones. Por otra parte, posibilitaría también la comunicación con la parte ya rehabilitada del antiguo edificio Fernández López, completando así la conexión en todo el callejero ocupado por el Museo".

El proyecto obliga a la modificación del Plan Especial de Protección, Reforma Interior e Conservación do Conxunto Histórico-Artístico, Peprica, una tramitación compleja (César Mosquera recuerda que "la que se realizó de un modo más ágil supuso una espera de año y medio") que dará paso a una obra aún más compleja. Jesús Fole avanzó a este respecto que será una intervención "de ingeniería avanzada" que "no la hizo el Louvre" y en la que se trabajará por fases.

Se vaciarán los edificios para quitarles carga y también "postizos" de distintas épocas y después se horadará el sótano, construyendo unos muros perimetrales e interiores que se cimentan mediante micropilotaje, estructuras que se van levantando por tramos para evitar desplomes.

La intervención permitirá duplicar la superficie expositiva en pleno centro histórico de la ciudad y, sumada al edificio de Valdecorvos, servirá de marco para el nuevo proyecto expositivo, que "recupere y recree la labor de la Sociedad Arqueológica", germen de la institución, y "aporte luz sobre la historia de Pontevedra y la provincia", dos de los objetivos a los que se refirió el director, José Manuel Rey, en la presentación del anteproyecto de ampliación.

Compartir el artículo

stats