El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y la conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, supervisaron ayer la nueva senda peatonal entre Vilaseca y Lapamán, que ya está la disposición de los vecinos de Marín con el fin de favorecer la movilidad sostenible e incrementar la seguridad viaria en el entorno. A esta visita también asistieron el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, y la alcaldesa de Marín, María Ramallo.

Con esta actuación se pone en servicio una nueva senda peatonal, cuyas obras acaban de finalizar, que se construyó por el margen derecho de esta carretera que une Marín con Bueu (PO-551), en el tramo entre Vilaseca y Lapamán, mediante una inversión autonómica de 750.000 euros. El nuevo itinerario peatonal, con una longitud de 1,5 kilómetros y que llega a la zona de la playa, fue ejecutado en hormigón colorado para que sea fácilmente visible por todos los usuarios y por parte de los conductores.

La actuación incluye una pasarela de madera anclada a la estructura del puente ya existente gracias a la que se podrá salvar un pequeño arroyo en condiciones de seguridad garantizando la continuidad de la senda. También se habilitó una fila de aparcamiento en línea, en las cercanías de la playa de Lapamán, paralelo a la carretera, con el fin de facilitar el estacionamiento en la zona.

Estas obras supondrán un incremento de la seguridad vial para los conductores y los peatones que circulen por este área tan transitada, especialmente durante el verano, como consecuencia de las visitas a las playas.

El Gobierno gallego dará continuidad a este proyecto con otra actuación para la eliminación de un tramo de concentración de accidentes en la carretera PO-551, a su paso por los Ayuntamientos de Bueu y Marín, con un presupuesto de más de 1,2 millones de euros. La Consellería de Infraestructuras prevé comenzar la contratación de las obras "en cuestión de días", en enero de 2020, pues ya se dispone de los documentos técnicos y los fondos consignados.

Cinco millones

Los trabajos consistirán en la ejecución de un nuevo trecho de senda peatonal hasta el acceso a la playa de Lapamán, además de mejorar la actual intersección con la ejecución de una glorieta. La Xunta, sumando el Plan de Sendas de Galicia, que recoge la ejecución de 4 itinerarios sostenibles en este municipo; la eliminación de 'puntos negros'; y la mejora de la calle Concepción Arenal, está movilizando más de 5 millones de euros para incrementar la seguridad viaria en más de ocho kilómetros de carreteras de Marín.