En el operativo especial de vigilancia de este fin de semana contra el furtivismo, la Policía Local de Poio y los Guardapescas de la Cofradía de Pontevedra localizaron en la mañana de ayer a dos furtivos extrayendo ilegalmente almeja, en un parque de cultivo de la Illa dos Ratos.

Los identificados son vecinos de Poio y cuentan con múltiples antecedentes tanto penitenciarios como administrativos por furtivismo, según indica la Policía Local. Este departamento explica que los furtivos,que actúan de forma organizada, extraen el molusco en sacos y lo esconden en diferentes zulos. Tras esconder el molusco vuelven con posterioridad al lugar para recuperarlo y venderlo ilegalmente en bares y restaurantes.

En muchas ocasiones es imposible localizar el material. En esta ocasión fueron localizados dos zulos con un total de 9,5 kilos de almeja del tipo japónica. "Es una lucha constante y un trabajo laborioso de los Guardapescas y de la Policía en el día a día, para lograr quitarles una mínima parte de lo que extraen, en defensa de los cientos de mariscadoras que viven del mar", expone la Policía Local. "La actividad es constante todo el año pero se incrementa cuando se acercan las épocas de celebraciones, como puede ser la navidad", añade.

Los furtivos serán denunciados nuevamente en el juzgado por un presunto delito contra la flora y la fauna, tramitando por doble vía las infracciones administrativas correspondientes ante los órganos competentes de la Xunta de Galicia.