El Concello de Moraña se va a adherir al nuevo programa de prevención de fuegos forestales de ámbito gallego, impulsado por la Xunta tras firmar un convenio con la Fegamp, que permitirá, entre muchas otras cuestiones, ofertar a los vecinos que se beneficien del sistema público de limpieza de fincas gestionado por la entidad pública Seaga.

De este modo, los morañeses que posean parcelas emplazadas en las franjas de protección de 50 metros de los núcleos residenciales podrán solicitar este servicio de desbroce y limpieza, que se oferta a un precio reducido de 350 euros por hectárea. "Por las peculiaridades de nuestro territorio, creemos que es muy importante ayudar a los vecinos a tener sus propiedades limpias para prevenir los riesgos y los efectos de los fuegos forestales, por lo que consideramos una buena noticia que puedan tener acceso a un servicio directo a un coste muy asequible", detalló la alcaldesa, Luisa Piñeiro.

Asimismo, la incorporación la este programa también permitirá que el Concello tenga acceso a un sistema eficiente de gestión de la tramitación administrativa de la limpieza de franjas y de comunicación con sus dueños, que se disponga de ayuda técnica para la elaboración del plan municipal de defensa de incendios con herramientas administrativas e informáticas específicas y que se pueda beneficiar de un visor de las franjas con la última tecnología para determinar las parcelas que se encuentran en estos espacios con su referencia de titularidad catastral.

Valoración de la alcaldesa

"A pesar de que Moraña es un ayuntamiento con un pequeño incidente de fuegos, sobre todo en comparación con otros municipios, consideramos que todo avance que hagamos en esta cuestión para proteger a nuestros vecinos, sus viviendas y nuestros montes es fundamental, ya que preferimos prevenir a lamentar", explicó la regidora, que añadió que, también al amparo de este convenio, se va a tratar de crear una aldea-modelo de entre las cuarenta que se proyectan para toda la comunidad.

La misma consistirá en el establecimiento de un modelo productivo de la tierra mediante cultivos, de acuerdo con los propietarios de las parcelas y los ganaderos y agricultores de la zona.