Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las familias preparan la dura vuelta al cole

Cada vez se acude más a Bancos de Libros o plataformas de intercambio

Nuevas tecnologías

Nuevas tecnologías

Con el final de las vacaciones de verano a la vuelta de la esquina, las familias pontevedresas tendrán que afrontar, una vez más, la llamada cuesta de septiembre. De esta forma, en muchos casos, a los gastos del verano tendrán que sumar los de la vuelta al cole de sus hijos.

Los artículos en los que se gastan las familias son los libros de texto, "un gasto que depende mucho del curso escolar, del profesor, la editorial y del colegio" afirmó la trabajadora de la librería Escolma.

A nivel local, según las librerías pontevedresas calculan que el gasto por niño ronda entre los 150 y 300 euros. En Primaria el gasto está alrededor de los 180 euros, mientras que en los institutos las cifras pueden ascienden a 250 o incluso 300 euros en colegios públicos, porque en los privados o concertados el desembolso es mayor, ya que no bajan de los 250 euros, explicó el responsable de la librearía Clip.

A pesar del incremento cada vez más los padres recurren a otras alternativas para no realizar el desembolso que puede acarrear la compra de los libros, como sistemas de intercambio de libros, como la iniciativa del concello Trocalibros, una plataforma en las que las familias pueden ofrecer e intercambiar libros. Por lo que las librerías pontevedresas notan el descenso de las ventas "cada vez se compran menos libros, se nota porque "los padres solo compran los libros obligatorios o los que no les dan en los bancos de libros", reconoce la trabajadora de Escolma. Según la librería, "el gasto en libros y material se mantendrá más o menos como el año pasado".

Además, las familias pueden recibir ayudas, dependiendo de la renta familiar. Para María, la abuela de un niño de Primaria en un colegio privado, la compra de libros llega a "casi los 200 euros y algunos se los dan por el Banco de Libros".

Para Isabel, madre de un estudiante de Secundaria, el gasto es de casi 120 euros porque "más de la mitad son libros digitales".

Claudia que tiene dos niñas en Primaria, recibe vales que "cubren prácticamente los libros que les piden a las dos y en el cole también les dan algunos de ellos".

Cada vez más, las escuelas acuden a libros de texto digitales que suponen un ahorro en el desembolso familiar. Porque son libros que los padres no tienen que comprar en las librerías y pueden llegar a ahorrar casi 200 euros en total, según el responsable de Clip. Aunque hay muchos padres que, aunque los niños usen libros digitales, compran los libros de texto en papel porque "los padres dicen que a los niños les cuesta más concentrarse y estudiar delante de la pantalla, incluso a la hora de ayudarles con los deberes también prefieren libros en papel", argumentó la trabajadora de la librería Nobel.

Compartir el artículo

stats