El Ministerio basa su decisión en el Reglamento de Costas "puesto que tiene un uso que no presta un servicio que por sus características deba ocupar dominio público marítimo-terrestre y podría tener una ubicación alternativa".