La situación de los Puntos de Atención Continuada (PAC) no ha hecho sino empeorar durante el verano. Así lo denuncian representantes de personal de Urgencias extrahospitalarias de Pontevedra y O Salnés, que aseguran que las gerencias sanitarias no están reponiendo el personal médico e incluso el de enfermería.

"De nuevo como ha venido siendo habitual en los PACs este verano han faltado médicos y en uno de los sitios también el refuerzo de enfermería durante el fin de semana", aseguran estas fuentes, que consideran que la situación es más grave todavía si se tiene en cuenta que los problemas se están dando "en puntos de atención continuada en estas fechas en las que se incrementa la población". Hablan de A Parda, en Pontevedra, y Baltar, en Portonovo, entre otros como Vilagarcía u O Grove.

"Una vez más, el argumento es la falta de personal", se lamentan respecto a las respuestas que reciben desde la gerencia sanitaria de Pontevedra.

Según la información facilitada por el movimiento, en el PAC de A Parda hubo turnos con solo dos de los tres médicos que le correspondería para poder atender al área, una situación similar a la vivida en el de Baltar. Ambos puntos de Urgencias extrahospitalarias ven incrementada notablemente su población durante los meses de verano, puesto que el flujo turístico también se deja notar en la atención sanitaria.

Las quejas de los trabajadores de los PAC llegan poco más de un mes después de la desconvocatoria de huelga indefinida iniciada el pasado mes de enero.

El acuerdo dispone una nueva distribución del incremento retributivo que se aplica por realizar noches y festivos. Así, los trabajadores percibirán un 80% del total del incremento en 2020 y el 20% restante en 2021.

Al mismo tiempo, el pacto también contempla dos dietas de manutención para los empleados que trabajen los domingos, festivos y en servicio de 24 horas; así como dotar a todos los trabajadores de los equipos de protección individual y los uniformes necesarios.

Sin embargo, las demandas en cuanto a personal satisfechas siguen sin ser cubiertas. "Seguimos mal, sin avances", se lamentan.

Esta queja de los PAC se une a la formulada a través del Colegio de Médicos de Pontevedra, que denunció la semana pasada que algunos centros de salud están funcionando este verano sin ningún médico al frente y solamente con enfermeras, con el consiguiente riesgo para la salud que esto supone.