La Policía Local de Pontevedra realizó durante las fiestas de A Peregrina un total de 1.300 pruebas y controles de alcoholemia y drogas, con un resultado de tan solo 13 positivos: 8 en alcohol y 5 en drogas. "Son unos resultados que como sociedad nos deben hacer sentir orgullosos" afirmó la concejala Carme da Silva, quien añadió que "obviamente el objetivo es llegar la cero positivos", pero que en general "la gente se dedicó a disfrutar de las fiestas de manera responsable".

Carme da Silva anunció que se está realizando una recopilación de datos "para hacer una estimación de los retornos económicos que tiene toda la programación de verano hasta la Feria Franca", de cara a saber de manera objetiva el impacto de dicha programación en la actividad económica de la ciudad.

Por otra parte, Da Silva apuntó que ante la demanda de instalar pantallas para los conciertos más multitudinarios, "los servicios técnicos están estudiando la viabilidad, viendo dónde se instalan y cómo hacerlo", avanzó la concejala.