Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pontevedra, Poio y Marín concentran el 95% de todas las peticiones de la comarca

En los catorce municipios de la comarca de Pontevedra la demanda oficial de vivienda con la que termina julio es de 997 familias, y 956 de ellas aguardan por un piso social. De este último apartado, Pontevedra suma 798 solicitudes, Poio otras 55 y Marín 49 más. Los tres concentran el 95% de toda la demanda de la comarca, de modo que en los once municipios restantes, las inscripciones en el registro del IGVS es residual. Destacan tan solo los 20 casos de Cerdedo Cotobade y los 16 de Sanxenxo. En Vilaboa hay siete peticiones de una vivienda de promoción pública y otras cinco en Barro, junto a cuatro en Ponte Caldelas. Caldas y Campo Lameiro aportan una solicitud en cada caso y la demanda de pisos sociales es nula en A Lama, Cuntis, Moraña y Portas.

Hace una década, la demanda era del doble que la actual, pero esta caída en la lista oficial, que no real, se debió a la modificación y endurecimiento en 2010 de los requisitos para entrar a forma parte del Rexistro Único. Si anteriormente tan solo era necesario aportar un nombre y un número de teléfono, ya que el resto de condiciones se comprobaba en el momento de adjudicación de los posibles pisos, ahora se reclaman por adelantado numerosos documentos, como la declaración de la Renta, un certificado de que nadie de la familia es propietario de una residencia y otras exigencias. Este Registro es el que utiliza la Xunta no sólo para adjudicar los pisos sociales.

Compartir el artículo

stats