Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infraestruturas diseña glorietas en los cruces de A Seca, A Pinela y A Canteira con la PO-308

La consellería ejecutará un proyecto de mejora de la seguridad vial paralelo a la obra de las sendas entre Fontenla y Chancelas -Se incorporarán ocho nuevos cruces peatonales

El proyecto de la rotonda de A Canteira en la PO-308. // FDV

El proyecto de la rotonda de A Canteira en la PO-308. // FDV

Una transformación que haga del tramo de la PO-308 entre Fontenla y Chancelas un vial más seguro para los conductores y los usuarios más vulnerables como ciclistas y peatones. Ese es el objetivo de la Consellería de Infraestruturas con un proyecto paralelo al de la construcción de las sendas peatonales en el que se incorporarán medidas de calmado de tráfico, pasos de cebra para facilitar el tránsito de peatones de forma más segura y la reforma de los cruces en ese tramo.

Al igual que sucedió con la construcción de las aceras entre Samieira y Raxó, el departamento dirigido por la conselleira Ethel Vázquez ejecutará un proyecto de mejora de la seguridad vial y de la eliminación de los tramos de concentración de accidentes en la PO-308 que se realizará de forma paralela a las sendas peatonales previstas para 2020 entre Fontoira y Combarro y desde la villa de los hórreos hasta el final de la avenida Chancelas.

El proyecto incorpora sustanciales cambios en la carretera autonómica con la incorporación en este trayecto de hasta tres glorietas. Estarán situadas en puntos sensibles para la circulación como son la entrada hacia el complejo deportivo y educativo de A Seca y A Reiboa, en A Pinela o el de entrada hacia el muelle y la playa de A Canteira en Combarro, la entrada principal de los muchos de turistas que visitan la villa de los hórreos.

El proyecto de mejora de la seguridad vial tiene prevista la mejora de la rotonda de Fontenla, donde además, se contempla instalar una acera en el margen derecho en dirección a Sanxenxo entre los cruces de la variante de Poio y la entrada al Camiño do Penedo, el vial que da acceso al IES de Poio. Además, en ese entorno se instalará un paso de peatones que conectará las dos futuras sendas en ese tramo, en una zona utilizada por muchos escolares y que permitirá acudir a pie de forma más segura al complejo de A Seca.

El cruce de Camiño do Penedo incorpora un cambio, por el que solo se podrá acceder a la PO-308 en dirección a Combarro para facilitar el tráfico en una zona en la que se crean grandes retenciones coincidiendo con la salida de los autobuses del IES de Poio.

La solución del cambio de sentido la encontrarán en la rotonda contemplada en la entrada de A Seca, que, además, permitirá acceder al complejo deportivo y educativo con mayor seguridad.

También se contempla una mejora en el cruce de Casalvito, donde se instalará un paso de peatones en el punto kilométrico 4,4. Además, se contempla otra glorieta en el kilómetro 5 en A Pinela, donde se situará un paso de peatones para acceder a una zona que incluirá un mirador y una parada de autobús. El primer tramo entre Fontoira y Combarro también incorpora la reforma del cruce de acceso a la avenida Francisco Regalado desde la avenida da Cruz para reducir los accidentes de tráfico que se registran en este punto.

Aceras hasta el muelle

Otra de las zonas sensibles donde hay siniestros e incluso atropellos, la avenida da Costa de Combarro, contará con aceras en los dos márgenes hasta el cruce del muelle de A Canteira, donde está prevista la tercera glorieta para agilizar el tránsito que sale y entra a los puertos y al Conxunto Histórico Artístico de la villa de los hórreos.

Precisamente, consciente de que la villa de los hórreos es una de las paradas imprescindibles de muchos de los turistas de las Rías Baixas, la consellería instalará una glorieta para facilitar el acceso al muelle de A Canteira, la principal zona donde aparcan los autobuses de los grupos de visitantes. Además, se situará un paso de peatones en el punto kilométrico 6,2, próximo a la futura rotonda.

En este tramo entre la futura glorieta y el hotel Stella Maris habrá sendas peatonales en los dos márgenes, continuando a partir de este punto solo por la orilla derecha en dirección a Sanxenxo.

En el cruce del cementerio de Chancelas, se incorpora un paso de peatones y se reformará la parada de autobuses, con mejoras en la intersección, al igual que en la de rúa da Costa y Travesía da Praia. En la curva del punto kilométrico 7,4 se creará una plaza ajardinada para el descanso de los peatones y usuarios de la carretera y se situarán dos cruces peatonales, a la altura de la playa Ouriceira y en la avenida Covelo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats