Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oskar Xuncal: "Este viaje por Europa en moto me ha permitido creer menos en las fronteras"

"Viajar te despoja de cualquier tipo de prejucio y miedo"

Oskar Xuncal: "Este viaje por Europa en moto me ha permitido creer menos en las fronteras"

Oskar Xuncal: "Este viaje por Europa en moto me ha permitido creer menos en las fronteras"

Oskar Xuncal, vecino de Marín y que se considera ciudadano del mundo, ha querido compartir su viaje en motocicleta a lo largo de toda Europa. Recorrió cerca de 10.600 kilómetros y 25 países, entre ellos Bielorrusia y Kosovo. Duante el trayecto, divido en 22 etapas, Oskar pasó por países como Austria, República Checa, Polonia, Ucrania, Grecia o Hungría Ha sido un viaje que le ha hecho creer cada vez menos en las fronteras y en las diferencias entre pueblos. Además, viajar le ha hecho deshacerse de cualquier tipo de prejuicio y miedo.

-¿Qué le llevó a realizar un viaje de estas características? ¿Cómo organizó el viaje?

-Pues la idea surgió porque me faltaba por visitar los países de Bielorrusia y Kosovo y la mejor de manera para hacerlo era con mi motocicleta. El viaje fue fácil de organizar, solo había que tener en cuenta los requisitos del visado para entrar en Bielorrusia y organizar un poco la ruta y los alojamientos en los diferentes países.

-¿Por qué en motocicleta y no en otro tipo de vehículo?

-Pues por la libertad que te da una motocicleta, en verano es mucho mejor para viajar, en cuanto a que tienes la sensación de libertad, el aire en la cara, estás en contacto con la naturaleza. Además,en las ciudades te permite aparcar en el centro y en cuanto a coste, es más barato viajar en motocicleta.

-¿Cree que los visados para entrar en determinados países pueden llegar a ser un impedimento?

-Considero que los que vivimos en Europa somos unos privilegiados, porque podemos viajar por el continente sin necesidad de visados y tenemos todas las puertas abiertas. Me hace creer cada vez menos en las fronteras. El visado un impedimento no es, porque teniendo el pasaporte en vigor, un seguro médico, la reserva de un alojamiento para los días de estancia y cumpliendo las fechas del visado no hay problema. Lo curioso es que en la frontera tuve que firmar un documento de que no iba a vender la moto dentro del país, una cosa que me extrañó. Son un poco quisquillosos para algunas cosas.

-¿Los idiomas supusieron un problema a la hora de viajar por determinadas zonas del Este?

- Yo siempre busco el contacto con la gente joven, y en su mayoría saben inglés y en comparación, el inglés en España es una cosa que hay que mejorar. Para seguir la ruta yo solo preguntaba por direcciones o alguna indicación, porque tenía un navegador, si no se complicaba la cosa.

-¿La mejor experiencia que se puede destacar de este viaje en motocicleta? ¿ Y la peor?

-Para mí los más destacable es contactar con gente de otros países en los hostales y el ambiente del viajero joven, que es algo que me encanta. Después es la naturaleza, las montañas, la cultura. Hay países con una gran diversidad de culturas. También acercar un poco Europa, porque se nota mucho que estamos en una esquina del continente. Quizá lo peor de todo fue el calor durante el viaje. Desde la segunda etapa pasé un calor horrible.

-¿Qué se lleva de esta experiencia ? ¿Alguna anecdota?

-Además de conocer otras culturas y visitar lugares maravillosos, lo que me llevo es haber conocido a gente muy amistosa y hospitalaria, el miedo quizás de entrar en países como Kosovo o aAlbania se disipa rápidamente. Tengo muchas buenas anecdotas pero entre ellas una en Grecia, donde estuve en el pueblo de Drosato. Allí conocí a un gran amigo e intérprete, con el que compartí una cena y un mitin del partido comunista griego. Me sentí muy a gusto siendo uno más.

-¿Algún consejo para aquellas personas que estén pensando en realizar un viaje de carretera?

- Para todas aquellas personas que quieran hacer un viaje parecido al mío, lo que tienen que tener es internet y un GPS, me ayudó muchísimo sobre todo en lugares como Sofía, la capital de Bulgaria. Porque las señales estaban escritas en alfabeto cirílico.También terner claros los requisitos de los visados, pero sobre todo, tener una mentalidad abierta para descubrir cosas nuevas y dejarse llevar por las experinecias.

Compartir el artículo

stats