La Diputación anunció ayer que recurrirá ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Pontevedra que admite la reclamación interpuesta por el Concello de Sanxenxo y que estima que la administración provincial deberá subvencionar la remodelación integral y mejora de la movilidad y la seguridad vial en el entorno del CEIP de Portonovo.

El ente que dirige Carmela Silva excluyera en septiembre del pasado año la solicitud de subvención de 500.000 euros para las obras del proyecto en el marco del conocido como Plan Deporemse. Ahora la estimación parcial del recurso interpuesto por el Concello anula el acuerdo de la Diputación por la que se inadmitía la candidatura del Concello a esa subvención y condena a la administración provincial a retrotraer el expediente administrativo al momento inmediatamente anterior al de la resolución anulada el pasado año.

Según señaló Silva ayer, la decisión de denegar la subvención al Concello fue por motivos técnicos y negó cualquier tipo de injerencia política en la decisión de inadmitir el proyecto en el Deporemse. A la hora de estudiar los proyectos y aprobar el reparto de fondos "non había ningún político, a decisión as tomaron os técnicos", señaló la presidenta provincial.