La Asociación Veciñal Santo Paio de Campañó convocó a los afectados por la variante de Alba y simpatizantes a cinco marchas a través de un tramo por la PO-531 para denunciar el impacto que tendrá en la parroquia el proyecto que plantea la Xunta. Además, mantiene hasta finales de este mes el plazo para que los vecinos aporten alegaciones a un texto conjunto que entregarán a la administración autonómica.

Según indican desde la asociación vecinal, se manifestarán el próximo martes y el viernes que viene, así como los días 30 de julio y el 2 y 6 de agosto, este último, justo antes de que expire el plazo para presentar alegaciones contra el proyecto. Todos los actos reivindicativos serán a las 20.30 horas. La comitiva saldrá desde donde desemboca la PO-310, próxima al colegio Parada y donde el proyecto tiene prevista la unión de la variante con la carretera de Vilagarcía. Desde ese punto se dirigirán hasta la rotonda de la variante de Poio, la VG-4.8, desde donde volverán al punto de partida. El colectivo critica el grave impacto que tendrá este proyecto en la parroquia.