Las nuevas tecnologías también pueden ser básicas para salvar vidas. Así lo entienden en el Concello de Sanxenxo y en la Mancomunidade de O Salnés, entidades que han impulsado la vigilancia con drones en aquellos arenales a los que acuden un mayor número de bañistas. Los resultados logrados el pasado año en una serie de pruebas, en las que los drones sobrevolaron Silgar, fueron más que satisfactorios, por lo que se ha decidido usarlos este verano, convirtiéndose en el segundo municipio de España en contar con estas pequeñas aeronaves para salvar a los bañistas, después de la localidad valenciana de Sagunto.

Las playas elegidas para que los drones ayuden en la seguridad son las de Silgar y Montalvo, donde ayer se realizó la exhibición, mostrando como se debe actuar en situaciones de emergencia, al acercar un flotador a una persona que se encuentre en apuros. Además, el dron también serviría para alertar a una embarcación que estuviese incumpliendo las normas de acercamiento al arenal o para alertar a los bañistas sobre la posible desaparición de un menor a través de los altavoces que lleva instalados.

Todas estas acciones fueron descritas ayer en Montalvo por el técnico de la empresa de drones, Jorge García, y por el edil de Turismo de Sanxenxo, Juan Deza, mientras desde la Mancomunidade, el presidente, Gonzalo Durán, presumía de que los técnicos que van a manejar los drones se formaron en el Plan Integrado de Emprego "Emprega Salnés VIII", en un curso de 80 horas que les permitió obtener el título oficial.

Deza aseguró durante la presentación del servicio que "la seguridad en las playas es algo primordial para el Concello, por eso hemos decidido que los drones complementen a los socorristas". Serán dos los drones que, en todo momento, contarán con un técnico especializado en su manejo. Una de las cuestiones más delicadas, además del salvamento, es cumplir la ley, que impide el manejo de drones en zonas donde se registren aglomeraciones. Es por ello que las aeronaves siempre van a salir por el canal de acceso de embarcaciones y, una vez en el mar, podrán dirigirse a cualquier punto donde sea necesaria su ayuda.

El presidente de la Mancomunidade destacó que con estas dos inserciones, el Plan de Empleo alcanza la cifra de 77 usuarios trabajando, 58 de los cuales superan los 3 meses de contratación, una cifra muy superior al objetivo con el que nació el plan de empleo, ya que la cantidad óptima se había fijado en 45. En alcanzar estas cifras ha contribuido la puesta en marcha de acciones formativas tales como manejo de carretilla frontal y retráctil y minipala/retroexcavadora, cultivo ecológico biointensivo, prevención de riesgos laborales, cajero reponedor, inglés, técnicas de venta, informática y otras acciones, un itinerario formativo que se completará en los meses de septiembre y octubre con Impresión 3D y Realidad Virtual, Experto Contable, Community Manager, Creación de Blogs y E-commerce. Las prácticas en empresas en la rama de soldadura y electromecánica completan este ciclo teórico-práctico.