Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un abanico de estilos entre arcordeones

La Escola de Acordeóns de Campelo acaba de grabar su segundo disco, donde amplía su registro en plena madurez de la agrupación referencia en Galicia de este instrumento

La última sesión de grabación de la Escola de Acordeóns de Campelo. // Gustavo Santos

Desde un cirujano jubilado a un carpintero, pasando por dos médicos, un director de banco, albañiles, estudiantes, un guardia civil o un policía nacional. ¿Qué tienen todos ellos en común en Campelo? Pues su pasión por la música y, por supuesto, por el acordeón en la capital gallega de este instrumento. Y es que la Escola de Acordeóns de Campelo, única en Galicia y un referente de este tipo a nivel nacional, acaba de finalizar la grabación del que será su segundo disco tras "Entre foles", publicado en 2015. El objetivo es que pueda disfrutar del nuevo álbum en la próxima Navidad.

"No cambiamos nuestras raíces, eso nunca se puede hacer, pero en este disco queremos dar un salto de calidad con respecto al primer disco, será más sofisticado en cuanto a los arreglos y escapamos un poco de la música tradicional que fue el eje de 'Entre foles', y ahora abrimos más el abanico musical con un tango, una obra vasca, por ejemplo otra de Cantabria? queremos mostrar una mayor madurez pero sin renunciar a que el que lo escuche la vaya a disfrutar". Así definía el nuevo disco en el que trabaja la Escola de Acordeóns, su director, Juan José Mariño, quien ejerce además de productor y editor del trabajo.

Pero el nuevo trabajo de la Escola de Acordeóns de Campelo también dan un pasó más allá e incluirán una composición propia, elaborada por el propio Mariño. Se trata de "Valse do Mare", una pieza que tiene un componente muy especial y personal para su compositor pero que fue colectivizando por los miembros de la agrupación. "Nació como un vals nupcial de mi boda hace unos cuantos años y surgió para flauta, violín y acordeón, pero después la adapté solo para acordones" explica sobre una pieza "que la verdad es que ya la tocamos en varios conciertos y gusta mucho entre el público.

La obra, la más íntima de la agrupación en muchos sentidos. "Está inspirada en el mar, que tanto nos dio y tanto nos llevó y siendo de un pueblo marinero como Campelo, vemos el mar desde la ventana todos los días y mi propia madre fue mariscadora, por eso es un pequeño homenaje a la gente del mar", confiesa Mariño.

Otro de los temas que incorpora es "Viento del Norte" de Nando Agüeros. "Es una canción cántabra muy bonita que a la gente le gusta mucho y que incluso Revilla -presidente de Cantabria- quería proponerlo como himno autonómico, y que nos dimos cuenta que está calando mucho en los conciertos, nosotros no la cantamos, pero mucha gente que se sabe la letra, cuando la tocamos, nos acompaña cantando", explica el director de la Escola de Acordeóns de Campelo. "Está calando tanto que incluso grupos de cantos de taberna lo están incorporando a sus repertorios pese a ser foráneas".

Para todas las edades

A pesar de que la preparación de este nuevo trabajo arrancó hace dos años, la Agrupación Juvenil, creada hace unos meses y que debuta en concierto esta misma tarde en el concierto solidario de fin de curso de la plaza de A Granxa (a las 20 horas), también tendrá su hueco. Suyas serán tres canciones del álbum nuevo, entre ellas, la popular "La Palomita".

"Es la canción más emblemática para los acordeonistas de la Escola, la número uno, es muy bonita y es la primera pieza que le doy a todos los alumnos cuando empiezan con el instrumento, es fácil pero resultona, de hecho, muchos de otros grupos con los que coincidimos en otros conciertos preguntan por esta canción y tienen relacionada a la Escola de Acordeóns de Campelo con esta pieza, por eso no podía faltar en el disco", explica Mariño.

Y es que al igual que la agrupación tiene representantes de casi todos los sectores laborales, tampoco entiende de límites de edad. Si bien es cierto que más del 50 por ciento de sus integrantes son jubilados, son cada vez más los jóvenes los que se interesan por el acordeón. La benjamina de la Escola es Lucía, de 7 años, y el de mayor edad es José Manuel, de 82, aunque ninguno de los dos pudieron participar en la grabación del nuevo disco, donde los más jóvenes son Iria, Noa, Lucía y Adrián, de 10 años, mientras que Manuel, de 76 es el más veterano del segundo álbum de la agrupación.

"El acordeón creció mucho en los últimos años, somos la única y primera escuela de acordeones en Galicia y de España y cada vez se interesan más personas y van entrando desde todas las edades, desde jubilados que buscan un nuevo pasatiempo, estudiantes que se adentran en la música, pero también muchos de los vienen lo hacen recomendados por sus compañeros de trabajo que ya tocaban con nosotros antes", explica Mariño.

Y es precisamente por ese crecimiento de la pasión por el acordeón por lo que surge la idea de grabar este segundo álbum que aún no tiene nombre. "La Escola no solo es formación y tocar, es como una labor social y somos como una familia y se generan vínculos como la amistad que son muy importantes, por eso decidimos hacer este disco, llegó a la agrupación muchos que no tocaron en el primero y queremos hacerlos partícipes de este nuevo disco, es algo que hace mucha ilusión y no solo a los pequeños, también a los adultos", comenta el director de la Escola de Acordeóns de Campelo.

Compartir el artículo

stats