| Las escuelas infantiles municipales de O Tombo y O Revel del Concello de Sanxenxo celebraron ayer la particular "fiesta de graduación" con la que se pone punto final al primero ciclo de educación infantil para los niños que se encuentran en las aulas de 2 y 3 años. En la escuela O Tombo finalizan este primer ciclo 22 alumnos y en O Revel un total de 34 repartidos en dos aulas. La cita sirvió para que los padres, los alumnos y los profesores recordaran lo avanzado en este curso y abrir el verano con un curioso disfraz de graduado".