Después de que el pasado mes de octubre se iniciase la intervención, los operarios de Covsa concluyeron ayer los trabajos en las calles Mato Calderón y Pernas Peña. De este modo, se ampliaron las aceras en las dos calles que conectan la rotonda de A Barca con A Caeira. Los trabajos continuarán con la urbanización de la plaza de Riestra.

El alcalde, Luciano Sobral, anunciaba ayer el fin de las obras en las dos calles unidas a través de la nueva plataforma con la calle San Antoniño. "So queda algún rematiño como algunha señalización vertical e a instalación de mobiliario como bancos e papeleiras", señalaba el regidor.

De este modo, se adelanta el final del trabajo en las dos calles, previstas para mediados se verano. Es más, el propio alcalde destaca el ritmo que estaban llevando los operarios de la empresa. "A plaza de Riestra está avanzado, están abrindo para colocar as conexións subterráneas e despois quedaría o empedrado e o plazo de execución é ata decembro, pero se non xurde ningún imprevisto e continúan co mesmo ritmo, penso que acabarán antes", mantuvo Sobral.

Se trata de una actuación con la que se espera una gran repercusión en el entorno debido a que se espera que suponga una importante mejora en la accesibilidad en dos calles muy transitadas ya que conecta la rotonda de A Barca con A Caeira. Los trabajos se concentraron en la ampliación del ancho de las aceras, renovación del pavimento y la plataforma única en un espacio en la que los peatones tienen preferencia.