Los padres de alumnos del colegio Verducido convocaron la cacerolada que se celebró ayer para protestar por la supresión de una de las dos aulas de infantil del centro. Éste contará a partir del próximo curso con dos aulas, una para Infantil y otra para dos cursos de Primaria. Educación justifica la supresión del aula por la bajada de matrícula.