Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quintana garantiza que los áridos del dragado de la ría "no están contaminados" y "deben volver al mar"

La conselleira do Mar aboga en el Parlamento por depositar a la entrada de la ría de Arousa el material que se retire del Lérez porque "si no se puede llevar allí, más de 4.000 camiones pasarían por el centro de Pontevedra"

Sedimentos acumulados en el Lérez junto al puente das Correntes. // G. Santos

Sedimentos acumulados en el Lérez junto al puente das Correntes. // G. Santos

En Marea, PSOE y BNG se aliaron ayer en el Parlamento para reclamar el cierre del depósito de Sálvora, pero esta petición fue rechazada por la mayoría del PP. Marcos Cal, de En Marea y autor de la proposición aseguró que "no sabemos nada de la composición de esos lodos" y asegura que a lo largo de los años hubo vertidos de "mercurio y plomo" a la ría y "tampoco se sabe cómo se gestionan las aguas residuales", por lo que, a su juicio, "es muy arriesgado decir que solo hay arenas finas".

Cal insistió en que "el mar tiene que dejar de ser un vertedero" pero ni En Marea ni ningún otro grupo de la oposición aportó un punto alternativo para el depósito del material. Tan solo Patricia Vilán, del PSOE, sugirió los antiguos terrenos de la Sociedad Gallega de Residuos Industriales (Sogarisa) en el municipio coruñés de As Somozas.

La propia Vilán apuntó que "el dragado es necesario y prioritario" y esgrimió fotos de los pantalanes del Club Naval en bajamar, con numerosos puntos de atraque inutilizados. Por su parte, Montse Prado, autora de la pregunta de la conselleira por la tarde, apuntaba por la mañana que la decisión de utilizar Sálvora "aún no se ha expuesto al público" por lo que calificaba el anuncio de su uso como "un globo sonda para ver cómo lo recibe el sector", al tiempo que reprochaba a la consellería que "amenace con dejar de hacer dragados; hay que hacerlos, pero con garantías", aunque insiste en que se cierre el punto de vertido de la boca de la ría de Arousa.

Hace unos días, el patrón mayor de la cofradía de Raxó, Iago Tomé, instaba a la Xunta a buscar un punto de depósito de los que no perjudique a nadie del sector pesquero y marisquero, pero sí mostraba su malestar por la forma en la que algunos colectivos estaban tratando el origen de los lodos. "O que parece nalgún caso é que o os sedimentos que van a sacar do Lérez non veñen do fondo da ría de Pontevedra, senón que os van a sacar do lado de Chernóbil", ironizaba.

Compartir el artículo

stats