El alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, se reafirma en sus palabras sobre Carmela Silva y repitió, en declaraciones a la prensa, que considera que la socialista es la “chacha” de Abel Caballero en el sentido de que “hace todo lo que él le dice” y “el trabajo sucio” de la Diputación. “No quiere decir que le barra la casa, eh”, añadió.

El popular se manifestó así a su salida de los juzgados de Pontevedra en A Parda, a donde acudió, tal y como explicó, “a declarar por la denuncia de Carmela Silva por mis acusaciones de corrupción en la Diputación de Pontevedra y en el Ayuntamiento de Vigo”.

“Me ratifiqué en que eso existe y presentaremos las pruebas pertinentes y que siga el caso, que es de lo que se trata”, anunció.

De este modo, Durán restó importancia a la indignación generada en la propia Carmela Silva por haberla llamado “chacha” de Caballero por primera vez públicamente en octubre del año pasado. Ya entonces justificó sus palabras en que se trata de una expresión utilizada comúnmente. Hoy volvió a hacerlo: “lo que mantengo es una expresión diciendo que ella es una correa de transmisión de Abel Caballero y hace lo que él le dice”.

En este sentido, dijo que no va a retirar dichas palabras: “¿Cómo voy a retirar una cosa que dije y que tiene su sentido en el contexto en que la dije?”.

Y tampoco mostró arrepentimiento por ello, todo lo contrario, afirmó que “yo no me arrepiento nunca de nada de lo que digo”. “Lo que quiero es que triunfe la justicia y se investigue toda esta corrupción”, insistió.

Las acusaciones de Gonzalo Durán a la actual presidenta de la Diputación pasan por que ésta “quitaba el dinero a los ayuntamientos pequeños para llevarlo al de Vigo; es un trabajo sucio”.

Es más, puso como ejemplo las obras en carreteras provinciales. “Había millones de euros que iban destinados a obras. Se anulan esas obras y se van a otro lado y resulta que cuatro años después siguen sin hacerse con disculpas de carácter formal”, acusó.

El alcalde vilanovés advirtió de que “a mí no me van a desviar de mi objetivo. Cada uno le da importancia a lo que le da importancia. Si cuadra también es una cortina de humo, ¿no?”, dijo en referencia a la denuncia de Silva por haberle llamado “chacha”.

“No cumple con su deber con los ayuntamientos pequeños”, concluyó.