En distintos momentos del día los puestos del Mercado vendieron ayer las sardinas, el plato más típico de San Juan, a precios más o menos habituales, entre 5 y 8 euros los ejemplares más grandes.

Los veteranos que suelen acudir cada año a la Plaza para hacerse con sus lotes han reservado hace semanas, garantizándose tanto producto como un mejor precio. A mayores, juega a favor de los clientes que en este junio abunda la sardina. Así, no se espera la escalada de otros años pero podrían llegar a 10 o 12 euros el kilo, según los pescaderos.

"No hay mucha demanda de sardina, alguna se vendió pero todavía no hay un boom, que será mañana" ( por hoy), explica la pescadera María José Fernández. Son de la misma opinión en la Peixería Búa, que indican que "se nota el incremento pero esperamos que mañana ( hoy) se note mucho más", y en la Peixería Erundina, que constata que "muchos reservan con antelación" para no llevarse sorpresas y donde ayer se podían encontrar sardinas a precios que rondaban los 5 o 6 euros.