El Concello de Pontevedra emprende el plan de implantación de los composteros en las parroquias y lo hará mediante un programa de charlas e información que comenzará en Tomeza. El plan se expondrá en el consello parroquial que se celebrará el próximo 17 de abril.

En esta reunión se buscarán personas que colaboren con la implantación del plan, se buscarán los lugares más idóneos para instalar los centros de compostaje y se enviará una carta explicativa a cada vecino con una descripción de la campaña y un formulario de adhesión con el que el ayuntamiento podrá conocer quienes quieren colaborar y así recibir un compostero doméstico.

Además se ofrecerán unas charlas por lugares (para que acuda un número asumible de personas), que se celebrarán el 30 de abril para los vecinos de Lusquiños, el 2 de mayo para los residentes de O Pobo, O Alcouce y Casal do Río, y el 3 de mayo para los restantes lugares de la parroquia. Aunque las charlas se distribuyen por barrios se celebrarán todas ellas en el local social de Lusquiños, desde las 20.00 horas. En todo caso los vecinos que no puedan acudir un día podrán asistir otro, aunque la convocatoria no corresponda con la de su barrio.

En estas charlas se expondrá el modelo de gestión de la basura que está implantando el Concello de Pontevedra, los motivos que llevan a iniciar el plan de compostaje, cómo se composta en casa y las obligaciones legales del sistema.

El objetivo de estas charlas es "buscar cómplices" -dijo el concejal Alberto Oubiña—entre los vecinos dispuestos a poner en marcha este proceso, además de "extender a todo el rural el sistema que ya funciona en la ciudad".

En la parroquia de Tomeza hay más de 400 viviendas y la intención del gobierno local es que "el cien por cien" disponga de un compostero individual. El programa continuará en los siguientes meses en las distintas parroquias del municipio.