Un joven de 19 años vecino de Meis (y natural de Valga), Lucas P.G., falleció este mediodía al salirse de la vía en la rotonda de Godos, donde se unen los municipios de Caldas de Reis, Vilagarcía y Vilanova de Arousa.

El conductor viajaba en un Skoda Fabia procedente de la Circunvalación Norte, cuando por causas que por el momento se desconocen, atravesó la rotonda, reventando el muro, y se despeñó por el terraplén de la glorieta, de varios metros de altura. Un testigo comentó en el lugar de los hechos que el vehículo no habría frenado en ningún momento cuando bajaba por la salida de la Circunvalación Norte hacia la rotonda.

Fue un policía nacional de paisano el primero que se encontró con este brutal accidente. El agente intentó reanimar al joven, pero sus lesiones "eran incompatibles con la vida". En ello coincide el Servizo Municipal de Emerxencias e Protección Civil de Vilagarcía, que desplazó al lugar dos dotaciones. Los servicios de emergencia no pudieron hacer nada por salvarle la vida y confirmaron poco después de su muerte.

Grave accidente de tráfico en la N-554 en Vilaboa

Grave accidente de tráfico en la N-554 en Vilaboa // G. SANTOS

Otro accidente de tráfico en Vilaboa

El accidente mortal de Caldas de Reis no es el único siniestro que se ha registrado esta mañana en Pontevedra. Pocos minutos después, dos personas -una de ellas en estado crítico- resultaba heridas graves en la colisión entre un camión y un coche en Vilaboa.

Las consecuencias del accidente pudieron ser más graves, pues en el interior del turismo viajaban cuatro personas. Dos de los viajeros resultaron ilesos, al igual que el conductor del camión. Fuentes de Protección Civil de Vilaboa indicaron que el herido grave fue evacuado en estado crítico al Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo.