Más de un centenar de reclusas y reclusos de la prisión de A Lama participan en los talleres subvencionados por el Servicio Público de Empleo Estatal, SEPES, en el centro penitenciario.

Se trata de cuatro módulos de 350 horas cada uno en las especialidades de auxiliar de confección industrial, auxiliar de pintura, auxiliar de panadería y bollería y modelado de cerámica. Además, previamente a estos módulos, se ofrecen otros necesarios como competencia matemática, en lengua, y de operaciones básicas de cocina y panadería.

La subdelegada del Gobierno, Maica Larriba, realizó ayer una visita a los diferentes cursos acompañada de la directora provincial del SEPES, Marta Estrada.