El Concello de Caldas de Reis ahorró más de 100.000 euros en luz en los últimos tres años y medio y dejó de emitir más de 308.000 kilos de CO2 a la atmósfera. Así lo anunció el alcalde, Juan Manuel Rey, quien asegura que este ahorro de luz en el alumbrado público y edificios municipales se debe fundamentalmente a dos tipos de actuaciones. Por una parte, el análisis pormenorizado de las facturas anteriores y la reclamación de errores detectados, la adecuación de tarifas de acceso a las características de cada suministro, la contratación de la potencia óptima, control de consumo innecesario, etc. Por otro, la sustitución de alumbrado público y de edificios por tecnologías más eficientes y menos contaminantes.

Así, fruto de estas actuaciones los kilowatios por hora ahorrados durante los años 2015, 2016, 2017 y 2018 ascienden a 800.000 kilowatios hora y en la factura se ahorró algo más de 100.000 euros.

Con todo eso, para 2019, se espera conseguir una mayor optimización de la factura de la luz y la energía consumida las cuales bajaron, un 18,5 % en euros y un 14,8 % en kilowatios hora.

Gasto en luz

El gasto en luz supone el 8 % de los gastos anuales totales del Concello. Con este proyecto de ahorro y eficiencia energética el Concello quiere transmitir que es consciente de la necesidad de una gestión óptima: para dedicar el dinero a otras partidas más necesarias, para luchar contra lo cambio climático y también para actuar con ejemplaridad en el uso de los recursos de la ciudadanía.

El próximo paso es desarrollar un plan para lograr la certificación energética de todos los edificios municipales y colegios.

Las actuaciones encaminadas al ahorro energético se realizaron en colaboración con la empresa Ceire, Control e inspección reglamentaria.