La Diputación Provincial tiene decidido que el Parque de Maquinaria que ahora ocupa terrenos marítimo-terrestres en la Xunqueira de Alba se trasladará en el futuro al polígono industrial de Curro, en Barro, con el fin de despejar esa zona de Costas. Algo similar está previsto con la Imprenta Provincial de la calle Domingo Fontán.

Por el momento no hay un calendario definido para acometer esos traslados, en especial el de la primera instalación, pero la entidad provincial tiene claro que esos terrenos deben regresar, en la medida de lo posible, a su estado original.

Para ello, acaba de encargar a la consultora Urbing SL, con sede en Vigo, la elaboración de un "estudio para la restauración ambiental de la zona de la Xunqueira" que ocupan ahora esos equipamientos. Con un presupuesto de 15.724 euros, estos técnicos disponen de dos meses para plantear las "líneas de actuación".

Así se establece en la resolución de este expediente. En él se indica que "debido al posible traslado del Parque de Maquinaria y la Imprenta Provincial al polígono industrial de Outeda-Barro, se procederá a la restauración ambiental, proceso consistente en reducir, mitigar e incluso revertir en algunos casos, los daños producidos en el medio físico para volver en la medida de lo posible a la estructura, función, diversidad y dinámica del ecosistema original".

Añade que "para el desarrollo de estos trabajos se necesita previamente de un estudio que defina los condicionantes y las líneas de actuación para la recuperación del dominio público marítimo-terrestre en esta zona de la Xunqueira del río da Gándara". Es este el estudio que se encarga ahora, mediante un contrato menor y que, de cumplirse el calendario previsto, estaría listo en mayo próximo.

Decidido hace meses

La caducidad de las concesiones otorgadas por el Estado para ocupar terrenos de dominio público marítimo terrestre en las orillas del Lérez ya llevó hace meses al gobierno provincial a decidir sobre el Parque de Maquinaria y en septiembre pasado ya anunció que se ubicaría en Barro, aunque sin calendario para ello ya que habrá que esperar a buscar la financiación necesaria.

Menos claro es el futuro de la Imprenta Provincial, sobre la que no hay una decisión definitiva, toda vez que este servicio desempeña ahora un papel mucho menos activo que años atrás, al desaparecer la versión impresa del Boletín Oficial de la Provincia, que ahora es únicamente digital.

En noviembre de 2015, el pleno de la Diputación ya aprobó una moción de Marea de Pontevedra que defendió el diputado de la Coalición SON, Xosé Luis Jácome, en la que se acordaba que tanto la imprenta provincial como el parque de maquinaria abandonarían los terrenos de la Xunqueira de Alba. La moción salió adelante con los votos favorables del diputado de la citada coalición y con los apoyos de los partidos en el Gobierno, BNG y PSOE.

Sin embargo, más de tres años después, el traslado de estas dos instalaciones todavía no se ha podido hacer una realidad.

Entonces se recordó que el Concello de Pontevedra tiene en marcha el desarrollo de un plan que permitirá ampliar los 483.000 metros cuadrados por los que ya se extiende la Xunqueira de Alba con la suma de 170.000 metros cuadrados más ocupados por concesiones públicas. Era un plan en el que también parecían entrar los terrenos de la gasolinera de O Burgo, pero Repsol ha decidido solicitar una prórroga de esta concesión.

Espacio natural

Se da la circunstancia de que la Xunqueira de Alba es, desde septiembre de 2012, el primer Espacio Natural de Interés Local (ENIL) de toda Galicia, si bien esa declaración no influye en absoluto en la potestad de Costas sobre esos terrenos, aunque sí "blinda" su protección ambiental.

Este ENIL lleva aparejado un plan de conservación que elaboró en su día el Concello que apuesta por el traslado de las concesiones, ya que en él se detallan los "regímenes de usos y actividades permisibles, así como las limitaciones necesarias para su conservación natural". Además, se analizaron los riesgos a los que se enfrenta la marisma, como la existencia de animales y plantas invasoras, los usos abusivos o los vertidos, que aún se detectan periódicamente.

En el parque se han catalogado más de 160 especies vegetales diferentes, otras 130 de aves, 14 de libélulas y más de cuarenta de mariposas, entre otro tipo de fauna y flora, alguna de ella en riesgo de extinción. La Xunqueira de Alba se localiza en el tramo final del río Rons, cerca de su desembocadura en el Lérez y constituye un "refugio" para numerosas especies, entre ellas aves migratorias, pero también cuenta con un sector dedicado al uso público, con senderos y miradores para el público, recientemente restaurado.