El Pontevedra regresa de su visita a Vigo con tres puntos de oro en la mochila que mantienen intactas sus aspiraciones de colarse en el playoff de ascenso. Los granates lograron una valiosa victoria en el derbi ante el Celta B gracias a un solitario gol de Borja Domínguez.

Tras un primer tiempo en el Pontevedra respondió con dos ocasiones de Kevin y Romay a las oportunidades de los celestes, en la segunda parte el equipo de Luismi fue el que acertó al encontrar el gol en un disparo raso desde la frontal de Borja Domínguez. A partir de ahí se produjo un momento de dominio granate, con varias ocasiones con las que pudieron aumentar la distancia para finalmente acabar sufriendo y conservando los tres puntos gracias a una acertada actuación del portero Edu en los minutos finales.