La Policía Local de Poio intervino una navaja a un varón, vecino de Soutomaior, que la escondía en su cartera con apariencia de tarjeta. Fue localizada durante la realización de controles preventivos.

Tras constatar que se trataba de una navaja que simulaba ser una tarjeta de crédito, los agentes municipales procedieron a incautar el arma prohibida. Además, la Policía Local tramitaron la correspondiente acta-denuncia, por infracción grave a la Ley de Seguridad Ciudadana en concordancia al Reglamento de Armas.

Según señalan desde la Policía Local de Poio, este tipo de armas suelen ser adquiridas por jóvenes a través del comercio online. Dentro del plan de prevención de seguridad del Concello, los agentes realizan controles de vehículos y personas y a lo largo del 2018, han intervenido un total de 6 armas blancas. Las sanciones pueden ser de 601 a 30.000 euros.