Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La obesidad, segunda causa de cáncer

José Luis Ulla, especialista en Digestivo, vincula con el sobrepeso los procesos oncológicos de estómago, hígado, páncreas, tiroides y de mama en mujeres postmenopáusicas

El sobrepeso es un problema real que afecta tanto a hombres como a mujeres. // Gustavo Santos

El sobrepeso y la obesidad son un problema sanitario muy frecuente que va en aumento tanto en la población adulta como en la infantil y juvenil. El exceso de peso está directamente relacionado con la aparición de algunos tipos de cáncer, como el de estómago, hígado, páncreas, tiroides e incluso el de mama en mujeres postmenopáusicas.

Sobre esta cuestión hablará el próximo día 31 el especialista en Digestivo en el Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra, José Luis Ulla Rocha en su charla "366 días saludables" dentro del ciclo "Sen cita previa".

"Tenemos constatado que el tabaquismo y la obesidad, por este orden, son las dos principales causas de cáncer en este momento", José Luis Ulla habla de estadísticas generales aplicables al área sanitaria de Pontevedra. Y es que un reciente estudio sitúa a Galicia como la segunda comunidad española con más obesidad, solo superada por Asturias.

Abordará la necesidad de reducir el consumo de alimentos ricos en grasas y en azúcares, pero también hablará del consumo responsable de alcohol. "Lo que la gente conoce popularmente como hígado graso, puede acabar derivando en un cáncer hepático. Esta patología no se debe exclusivamente al consumo de alcohol, sino también a una alimentación incorrecta y a la falta de ejercicio, pero lo que es cierto es que está directamente vinculada con la obesidad".

Junto a los programas de detección precoz de algunas de estas enfermedades, el área sanitaria de Pontevedra desarrolla diferentes actividades preventivas y de fomento de la calidad de vida. "Es necesario concienciar a la población de la importancia de abandonar los hábitos sedentarios, propiciados por una sociedad que cada vez nos facilita más acceder a todo lo que necesitamos sin movernos de casa".

Para el doctor José Luis Ulla es una cuestión de calidad de vida pero también de ahorro. "Unas pautas tan sencillas como llevar una alimentación equilibrada y dedicar un tiempo a la práctica de ejercicio físico incidiría en la prevención de la enfermedad y por tanto reduciría considerablemente el gasto sanitario, no solo en cirugías y tratamientos sino incluso los farmacéuticos".

De ahí, explica, la implicación de las administraciones en el desarrollo de iniciativas que acerquen a la población en general los riesgos que tiene para su salud el consumo de alimentos indebidos.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha encontrado suficiente evidencia científica para relacionar hasta ocho tipos de tumores con la obesidad y el sobrepeso, un problema que afecta al 15% de la población y que no distingue por cuestión de género.

El estudio, con el que trabaja la AECC, refleja que el 38% de la población pasa sentada la mayor parte de la jornada y que la realización de la actividad principal del 55% de los ciudadanos conlleva un ejercicio físico moderado, que consiste en estar de pie o caminando.

Entre las recomendaciones de la AECC está la práctica regular de ejercicio, ya que no solo reduce el riesgo de cáncer sino de otras enfermedades crónicas, como la diabetes y las cardíacas.

Compartir el artículo

stats