El servicio de hostelería del Hospital Montecelo ultima estos días los preparativos para la celebración de las fechas navideñas en este centro sanitario, pues ofrecerá menús especiales para que las personas que tengan que pasar esta época ingresadas puedan disfrutar igualmente de las fiestas. Así, el día de Nochebuena del próximo lunes se repartirán cerca de 200 cenas especiales compuestas de crema de marisco, langostinos al vapor, bacalao con ajada y coliflor y dulces de navidad.

Al día siguiente, en la comida de Navidad, el servicio de hostelería de Montecelo servirá crema de ave con picatostes, salpicón de marisco, cordero asado al horno con patatas panadera y tronco de navidad o piña natural.

En la cena de Nochevieja, el servicio servirá gambones con dos salsas, crema de espárragos trigueros, rape a la americana acompañado con gambas, dulces navideños y las uvas de la suerte.

Ya en el menú de Año Nuevo habrá sopa de ave con tropezones, vieiras al horno, bitokes de ternera con patatas pontenovo y champiñones, y de postre, tarta de yema tostada o macedonia natural de frutas.

Finalmente, el día de Reyes en Montecelo comenzará con un desayuno que incluirá café con leche, el tradicional roscón y zumo; el menú del mediodía consistirá en sopa reina de ternera, frutos del mar en su jugo, pavo de Reyes con arroz pilaw y pimiento asado, y de postre, pera en jugo de naranja y canela.

El Sergas explica que tanto los pacientes como el personal de guardia del centro hospitalario podrán disfrutar de los platos y dulces típicos navideños, ya que el equipo de cocina enviará unas bandejas con dulces para los profesionales que tengan que trabajar en Montecelo en estas fiestas. En el caso de los pacientes, los turrones estarán acomodados a cada tipo de dieta por textura y componentes en azúcar.

La cocina del hospital Montecelo es habitualmente un hervidero de actividad, en la que un equipo compuesto por más de 60 personas, que coordina pinches, gobernantas, cocineros, administrativos y técnicos en dietética y nutrición, bajo el mando de la jefa de cocina Loida Río Salvador, trabajan para convertir la comida en un factor añadido para la recuperación del paciente.

Loida Río indica que todas las sobremesas que se servirán los próximos días en Montecelo están hechas y etiquetadas de manera personalizada. Detrás de cada bandeja servida a un paciente hay un gran trabajo previo para conseguir un menú saludable, equilibrado y bajo en contenido graso, pero también servido para lograr una colocación de alimentos con color y armonía, con cantidades beneficiosas para la salud y calidades idóneas para el ánimo de los pacientes.

Así, la labor previa a la elaboración del menú semanal incluye una detallada revisión de cada uno de los tipos de alimentos - hidratos, lípidos y proteínas- bajo la supervisión de los técnicos en nutrición.