Un total de 17 empresas presentaron sus ofertas para la redacción del proyecto de trazado y construcción e impacto ambiental de la variante de Alba, en Pontevedra, con el objetivo de licitar el próximo año a actuación, segùn informa la Xunta.

Este contrato, con un plazo de ejecución de 12 meses fue licitado recién por un importe de más de 252.000 euros.

La variante de Alba tiene como finalidad servir de conexión entre las carreteras de Vilagarcía (PO-531) y la N-550 en dirección a Santiago, funcionando cómo alternativa a la angosta y sinuosa carretera PO-225, que comunica Alba con San Caetano, sin necesidad de entrar en el núcleo urbano.

La Xunta destaca su "apuesta por esta infraestructura, con una inversión de 5 millones de euros, ya que es estratégica para la vertebración de la red viaria y para la calidad de vida de los vecinos". Los presupuestos autonómicos para el año 2018 recogen una partida de 500.000 euros para los primeros trámites de este proyecto.

La Consellería de Infraestructuras y Vivienda explica que mantuvo diversas reuniones con los vecinos de las parroquias afectadas para definir el trazado de la Variante y destaca su "objetivo de alcanzar el máximo nivel de consenso, de forma que las consideraciones formuladas por los vecinos sean atendidas en la medida de lo posible"