Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Muy pronto habrá novedades sobre la serie audiovisual de 'Veinte', pero sigo siendo muy cauto"

-Sus seguidores definen a "Veinte" como "un viaje doloroso pero fantástico". ¿Está de acuerdo?

-Sí. "Veinte" es un viaje doloroso porque deja a la vista las miserias de la naturaleza humana, pero es fantástico porque es emocionante, divertido, te engancha... Eso es lo importante, que leer tiene que ser divertido y lo tienes que pasar muy bien. Con "Veinte" eso ocurre. Es un "thriller", una historia que te obliga a pasar páginas. Y no lo digo yo, sino que me lo dicen los lectores. Pero en un libro, además, también puedes dejar un mensaje, una carga de profundidad. "Veinte" está lleno de ellos, de reflexiones, y sobre cómo tomar decisiones es madurar. Por eso sus personajes están diferenciados en un grupo de jóvenes y otro de adultos. Vemos como las decisiones que toman unos y otros tienen distinta relevancia. La pérdida de la inocencia consiste en tomar decisiones. Tomar decisiones es crecer y crecer es tomar decisiones.

-¿Novela de terror, de misterio?

-Es una novela de aventuras distópica. Las distopías nos encantan porque son esos sitios que nos permiten refugiarnos. Cuando la realidad diaria es complicada, en la distopía nos sentimos cómodos. Sabemos que lo que les pasa a los protagonistas no nos afecta. Es un tipo de literatura que nos hace sentir seguros pero que nos enseña a enfrentarnos a nuestros miedos y seguir adelante. Se presentan muchas cuestiones como la obsolescencia programada, el futuro de la raza humana, la experimentación genética, la maduración personal...

-Y a la par del libro, una serie audiovisual...

-Esto empezó como un proyecto de serie audiovisual. Empezó como un documento de tres o cuatro páginas. Mientras escribía eso me di cuenta de que ahí había una novela. Se dice que cuando escribes un libro tienes un hijo literario, pero yo en este caso he tenido gemelos, uno ya está en la calle, la novela, y el otro, la serie, en la incubadora, porque tarda más en crecer. Muy pronto habrá novedades. Siempre es excitante, pero insisto en que sigo siendo muy cauto porque hay un montón de proyectos asesinados por el camino.

Compartir el artículo

stats