Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comarca tan solo recibirá el 2,5% de todas las ayudas gallegas en prevención de fuegos

Se beneficiarán siete concellos, que recibirán menos de 300.000 euros del total de fondos en Galicia - Las comunidades de montes lamentan las restricciones por valores patrimoniales

Extinción de un incendio forestal en Poio. // R.V.

La comarca de Pontevedra solo recibirá cerca del 2,5 por ciento de las ayudas de la Consellería do Medio Rural para acciones silvícolas de prevención de daños causados a los bosques por incendios, desastres naturales y para el incremento de capacidad de adaptación y del valor ambiental de los ecosistemas forestales. Serán 282.703 euros de los 11,3 millones que se repartirán a nivel gallego entre 422 beneficiarios, en su mayoría comunidades de montes.

En la comarca se beneficiarán los concellos de Pontevedra, Poio, Ponte Caldelas, Cotobade, Cuntis, A Lama y Campo Lameiro.

Tal y como informa la Consellería do Medio Rural, además de las comunidades de montes, las más beneficiadas, también recibirán ayudas las asociaciones y agrupaciones de propietarios particulares, cooperativas agrarias, proindivisos, entidades locales, comunidades de bienes, montes de varas, sociedades de fomento forestal (Sofor) y otras personas jurídicas y propietarios particulares individuales.

El concello de Poio será el que reciba una mayor partida, que más de 84.000 euros. Las mayores serán para las comunidades de montes de Rega dos Agros y de San Xoán, con cerca de 30.0000 y algo más de 22.000 euros, respectivamente, tal y como publica Medio Rural en el DOG.

Le sigue el municipio de Pontevedra, donde se irán algo más de 69.000 euros a repartir entre tres comunidades: la de San Vicente de Cerponzóns, la de O Salgueiral y la de A Canicouva. En Campo Lameiro, las comunidades de montes de O Couso y A Lagoa sumarán más de 58.000 euros.

Cotobade recibirá casi 35.000 euros. Se destinarán a las comunidades de montes de veciños en man común de Viascón y Santa María de Sacos.

Las cantidades menores a los 20.000 euros son las adjudicadas a A Lama, Cuntis y Ponte Caldelas. Al primero de los ayuntamientos se han otorgado casi 17.000 euros, mientras que a Cuntis irán aproximadamente 11.450 y a Ponte Caldelas poco más de 10.000 euros.

Podas en coníferas

Según la información facilitada por la Xunta, las podas en masas de coníferas son las actuaciones que recibirán un mayor importe y hectáreas, seguidas por los tratamientos silvícolas en masas frondosas. Por provincias, las que mayor número de beneficiarios acumula es Ourense, seguida de Lugo.

Estos fondos están cofinanciados por el Fondo Europeo Agrícola de Desenvolvemento Rural (Feader) en el marco del Programa de Desenvolvemento Rural (PDR) de Galicia 2014-2020. "Lo que se pretende es tanto prever los fuegos forestales de cara al próximo año, como poner en valor el monte, a través de trabajos silvícolas y plantaciones de árboles vinculadas al incremento de los valores ecológicos de los bosques", asegura Medio Rural.

Petroglifos y mámoas

Estas ayudas excluyen a los terrenos en los que se hallan restos de valor histórico como petroglifos o mámoas, una reivindicación tanto de particulares como de comunidades de montes. "Quedan fuera de las ayudas las zonas con valor histórico y su radio de 200 metros. Cada yacimiento arqueológico tiene 12,5 hectáreas que se quedan fuera. Y hay numerosas comunidades de montes que los tienen", recuerda Iván Pérez, presidente de la Mancomunidade de Montes de Pontevedra. "Nosotros nos quedamos fuera por querer hacer una apuesta del valor arqueológico", se lamenta.

En este sentido, destaca que generalmente este tipo de patrimonio se encuentra en las comunidades de montes periurbanas, "donde habría que potenciar más la prevención de incendios por su proximidad a las casas".

El problema es, asegura Iván Pérez, que si la zona en la que se encuentra el petroglifo en cuestión está sin desbrozar, cuando tiene lugar un incendio "la carga de temperatura puede hacer que la propia piedra estalle, lo que resulta ser un atentado al patrimonio".

Por otro lado, informa de que muchas comunidades de montes tuvieron problemas para conseguir las ayudas y se quedaron fuera debido a que las que cuentan con menor densidad poblacional son las más beneficiadas, "porque se fomentan las ayudas a las zonas en las que hay menos habitantes, para potenciarlas, de ahí que Lugo y Ourense reciban más".

Compartir el artículo

stats