Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Incertidumbre en las cofradías que acudían al convento

Vía Crucis en la iglesia de Santa Clara. // Gustavo Santos

Las cofradías de la Vera Cruz y del Espíritu Santo estaban fuertemente ligadas a la comunidad clarisa. Ahora ambas desconocen cómo podrán llevar a cabo sus trabajos sin las presencia de las monjas en el convento.

Eugenio Tranchero, de la Cofradía del Espíritu Santo, confiesa que la noticia les ha dejado "muy preocupados", especialmente "por el cariño que le teníamos a las madres, así como toda Pontevedra y el resto de cofradías". Esta hermandad celebraba tanto en Santa Clara como en Santa María los vía crucis de la cuaresma hasta la Semana Santa.

Ahora no saben muy bien si podrán seguir realizándolo en la iglesia conventual. "Es una capilla especial porque, además, es albergue de las cofradías", destaca Tranchero.

Por su parte, Alfonso García Limeses, de la Cofradía de la Vera Cruz, reconoce que la noticia no les tomó por sorpresa, "porque tarde o temprano iba a cerrar". "Nos da una pena tremenda", añade.

Esta cofradía sacaba en procesión el Lunes santo el Cristo de las Caídas, que hasta hace poco estaba en clausura en el convento y que fue cedido por las clarisas.

Además, los cofrades portaban en la Semana Santa con el Crucificado, que también se encuentra en la iglesia conventual y que restaurado por la Vera Cruz. Acompaña a la Virgen de la Soledad.

Por otro lado, la cofradía guarda en Santa Clara a la Virgen de la Misericordia y su manto bordado en oro.

Compartir el artículo

stats