Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Txus Di Fellatio: "Después de 30 años estamos viviendo nuestra segunda juventud"

"Ir a Galicia es como visitar a esa vieja amiga que hace mucho tiempo que no ves"

Mägo de Oz, durante una actuación en Pontevedra en 2013. // Gustavo Santos

Mägo de Oz, uno de los grupos con más seguidores y mejor reputación tiene en el panorama musical nacional, llega hoy a Pontevedra para ofrecer un concierto lleno de energía y vitalidad. Con su primer disco homónimo consiguieron en 1994 colocarse en lo más alto del heavy metal. Después de 30 años de trabajo, este grupo se ha subido a los escenarios de numerosos países. El batería, fundador y compositor de la banda, Txus Di Fellatio considera que la banda se encuentra en uno de sus mejores momentos.

- ¿Qué significa para Mägo de Oz venir a Pontevedra?

-Para nosotros ir a Galicia es como visitar un poco como a esa vieja amiga que hace mucho tiempo que no ves. Muchos periodistas y muchos medios piensan que somos una banda gallega por la utilización de instrumentos como la gaita.

-¿Qué es lo más difícil de mantener el éxito en un grupo?

-Lo más difícil de llevar 30 años en la música es aprender a gestionar los errores de cada uno. Esto es como un equipo de fútbol, todos tienen importancia en la banda y todos tienen derecho a ocupar su espacio dentro del Mägo de Oz. Pero, realmente, lo más difícil es la convivencia personal entre los componentes durante 30 años en la música en España, y más cuando hacemos una música no acogida muy bien por los medios generalistas: el heavy metal. Lo complicado es llevar 30 años haciendo giras mundiales.

-"Finisterra" es el disco que más fama les ha dado y en el que se pueden ver algunos de sus temas más representativos. ¿Cómo lo ven echando la vista atrás?

-Fue el primer disco profesional que grabamos. Antes habíamos grabado tres discos, pero para nosotros era un hobby la música, ya que cada uno nos dedicábamos a otras profesiones. Recuerdo que tuve que hacer el Camino de Santiago para concretar diferentes cuestiones que quería representar en el disco y fue un trabajo muy elaborado, en el que hicimos un disco doble, conceptual, que contaba historias como una pequeña novela, algo que en España nunca se había hecho. Empezamos a vender miles y miles de copias y a salir en todos los medios. Además, apareció la canción "Fiesta Pagana", que se hizo un himno y que sigue después de 15 años siendo una de las canciones más interpretadas en todas las fiestas de pueblo. Puedo decir que después de ese disco decidimos dejar nuestros respectivos trabajos y dedicarnos a la música.

-La reedición de este disco, ¿va dirigida a un público nuevo o al público que disfrutó en su momento de estas canciones?

-Después de quince años, el volver a grabar "Finisterra" fue porque cumplíamos 15 años y queríamos celebrarlo de una forma especial. Nuestros fans se van regenerando y van apareciendo niños y niñas de 14 o 15 años que están enganchados al Mägo de Oz por tres o cuatro discos y lo que queríamos es que esta nueva generación conociera como sonaría ese mítico disco con la formación actual.

Compartir el artículo

stats