| Los paseos de Ponte Caldelas siguen tomando impulso. La cuarta salida programada para este ano dentro del programa Patea Tapea se celebró el pasado domingo, estrenando horario de tarde, y con gran éxito de participación. Más de cien personas para recorrer una senda novedosa que, como es habitual, tira partido de los paisajes del municipio.Los participantes recorrieron una ruta de 10 km por un itinerario atractivo, pues incluía el camino de Fonte Choca hasta la presa de Parada, que acaba de ser restaurada por el Concello. Los asistentes llegaron a la aldea del Verdugo, donde realizaron la habitual parada con tapeo en el local Jamarte. A continuación bajaron hasta el río, buscando los molinos de Taboadelo y se acercaron a la ermida de San Vicente. Después cruzaron el río Parada para volver por Cuñas a Ponte Caldelas.