El campo de fútbol de tierra de la parroquia de Campañó es otra de las instalaciones deportivas del rural que el Concello quiere modernizar e incorporar a la red de recintos dotados de césped artificial. El concejal Demetrio Gómez visitó ayer el campo, en compañía de directivos de la comunidad de montes (propietaria del terreno) y de técnicos municipales para comenzar a diseñar un proyecto de remodelación que no solo mejore el terreno de juego, sino también otras instalaciones, especialmente los vestuarios.

Otras parroquias con proyectos similares son las de Salcedo, Cerponzóns o Xeve. En todos los casos se trata de acondicionar los campos de fútbol ya existentes. En Salcedo se buscó una ubicación alternativa pero la aparición de un petroglifo obligó a descartarla y remodelar el campo de O Casal.