Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuca da Silva: "Uno de cada cien niños presenta autismo porque la prevalencia va en aumento"

El colectivo impulsó la adaptación de señales al lenguaje pictográfico en centros de salud

Cuca da Silva junto a una de las señales en A Parda. // FDV

Cuca da Silva junto a una de las señales en A Parda. // FDV

La sanidad y la educación son las áreas en las que los familiares de personas con autismo recuerdan que hay que trabajar más. Fruto de ese empeño ha nacido la colaboración entre la asociación "Por Dereito" y el Sergas., consistente en la adaptación de indicadores al lenguaje pictográfico. Ya se han unido a esta iniciativa el Hospital Provincial y, ahora, el centro de salud de A Parda, donde se han colocado 123 pictogramas, cedidos de forma gratuita por el portal Arasaac.

-¿Cuántos casos de autismo en niños hay en Pontevedra?

-Es imposible saberlo. Lo que sí es cierto que en el área de Pontevedra hay un buen diagnóstico y cada vez hay más conocimiento, tanto en los colegios como en los servicios médicos, cuando llega un niño con unas determinadas características médicas. Hay niños que son diagnosticados en la sanidad pública, otros en gabinetes particulares y también los hay que están sin diagnosticar. Es muy complejo, pero ya fue más difícil. Las fuentes oficiales ya barajan que uno de cada cien niños presenta autismo. La prevalencia va en aumento, no en disminución.

-¿Se conocen las causas?

-Se habla de una combinación de factores genéticos y medioambientales, pero nadie se atreve a decir cuál es la causa concreta. Hay un estudio del doctor Carracedo que ha confirmado que un 25 por ciento de los casos tienen una alteración genética. Se sospecha que ese porcentaje podría ser mayor, pero no hay medios en Galicia para corroborarlo.

-Uno de sus las últimas iniciativas de la asociación ha sido la señaléctica en los centros de salud públicos?

-Es importante porque se habla muy a menudo de la accesibilidad y esta es una sección muy importante dentro de la accesibilidad. Todo ayuntamiento, toda administración, toda entidad que hable de accesibilidad debe con esta señaléctica. Hablamos de accesibilidad cognitiva, no solamente para personas con autismo.

-¿De qué manera surgió esta colaboración con el CHOP?

-Nosotros ya hacíamos alguna cosita a nuestro aire, pero en un momento dado se le propuso a la gerencia de Pontevedra, que nos abrió las puertas con muchas ganas de hacerlo. Son pictogramas cedidos de forma gratuita por Arasaac.

-¿Cuáles son las reivindicaciones de la asociación actualmente?

-Es muy largo de contar. Con los niños hay una reivindicación importante, que es la del diagnóstico temprano y cubierto por la Administración, ya que hay muchas familias que se tienen que pagar el diagnóstico. Por otro lado, está todo lo relativo a la educación. Estos niños necesitan personal más formado, porque un profesor solo de instituto con 27 alumnos en un aula no puede prestarle la suficiente atención. Eso está sucediendo. A nivel laboral, hay experiencias que demuestran que el empleo con formación y el apoyo temporal en los inicios es posible. Son unos trabajadores súper cumplidores.

-¿De qué modo condiciona a una familia tener un hijo con autismo?

-La vida de una familia da un giro de 360 grados al saber que tiene un hijo con autismo. Los planes que todos los papás nos hacemos de cara al futuro cambian totalmente, tanto la perspectiva como el enfoque. La economía también cambia. Es un giro total a todos los niveles.

-¿Qué recomendación le hace la asociación a los nuevos padres con hijos con autismo?

-Que se puede, pero que hay que seguir luchando. Que nunca hay que perder el ánimo, porque es una lucha constante.

Compartir el artículo

stats