Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ateneo de Marín se enfrenta a un desahucio del local que ocupa al exigir los arrendadores el fin del contrato

La entidad cultural espera una decisión sobre el nuevo centro cultural en la calle Méndez Núñez

El Ateneo Santa Cecilia de Marín tendrá que abandonar el local que ocupa en la calle Caracol, al exigir los propietarios del inmueble la reversión del contrato, hace tiempo concluido. Los arrendadores quieren volver a enajenar el inmueble, con el local superior que anteriormente ocupaba el Banco Pastor y ya cuentan con ofertas. Ante esta posibilidad, los propietarios del local podrían ejercer sus derechos sobre el sótano que ocupa el Ateneo desde hace más de 60 años, y reclamar judicialmente el desahucio.

Mientras, sigue pendiente la opción de habilitar un nuevo centro cultural en la parcela que esta entidad posee en la calle Méndez Núñez. La asamblea del Ateneo Santa Cecilia aprobó por unanimidad, hace ya más de un año, ceder la parcela de 800 metros cuadrados en esta calle, a cambio de que la Administración pública construya en ella el centro cultural que la villa necesita. Esta fue la principal aportación de la entidad que preside Lois González, al plan Estrategia Urbana Marín 2020 y que tenía como objetivo que las administraciones inicien la elaboración de un proyecto para lograr el demandado centro cultural.

El Ateneo cedía este solar siempre que las administraciones -sea Concello, Xunta o Diputación- se comprometan e inicien la elaboración de un proyecto. Para ello ofreció un convenio de cesión.

Los responsables de la entidad cultural presentaron su propuesta al gobierno local de Marín, para iniciar la negociación de este convenio de cesión. Admitiendo que el proceso de planificación y construcción de esta infraestructura no es sencillo, los socios del Ateneo planteaban que al menos dentro del actual mandato deberán darse pasos en firme para encauzar el proyecto. En caso contrario su propuesta quedaría anulada.

Tras las reuniones previas con el equipo redactor de la Estrategia de Desarrollo Urbano Marín 2020, los directivos del Ateneo admitieron que era difícil que los principales objetivos de este plan se cumplan en el plazo que plantea su denominación y que las actuaciones podrán demorarse más allá del 2022.

Mientras, antes de ese plazo podrían tener que abandonar las instalaciones que ahora ocupa.

Compartir el artículo

stats