Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Antoñón: "Pontevedra es una de las ciudades con más afición a los deportes al aire libre"

Cerca de 300 socios integran el Club Aromon, un referente gallego en actividades de montaña, escalada, orientación, etc

Javier Antoñón, vocal del Club Aromon. // Rafa Vázquez

Javier Antoñón, vocal del Club Aromon. // Rafa Vázquez

Cerca de 300 socios forman parte del club Aromón, que programa cada año alrededor de 90 actividades de ocio al aire libre. Las más inmediatas serán una salida a los montes de León, prevista para el próximo fin de semana, si bien el objetivo "estrella" de la sección de montaña para este año será la ascensión al pico más alto de Marruecos, el Toubkal, de 4.167 metros.

-¿Cómo inició su actividad el club Aromón?

-Es una unión de dos clubes que empezaron en los años noventa, por un lado la agrupación deportiva A Roelo, que básicamente estaba formada por militares de la Brilat que se dedicaban a orientación, y el Club de Montañeiros de Pontevedra, que se centraba en actividades de montaña. En determinadas pruebas llegaron a confluir, empezaron a colaborar juntos y organizaron un Campeonato de España de Orientación en 2005; posteriormente se fundó la Federación Gallega de Deportes de Orientación y finalmente en la asamblea de diciembre de 2016 fue cuando definitivamente se extinguen los clubes por separado y queda un club único, es decir somos un club reciente pero con una larga historia en realidad.

-¿Qué actividades desarrolla el club?

-Nos dedicamos a todo lo vinculado con el área de naturaleza, tenemos escalada, montañismo, senderismo y, sobre todo, orientación, que es la actividad en la que más incidimos actualmente y dentro de ella hay varias modalidades. En escalada deportiva hay una escuela en las instalaciones municipales que se va un día a la semana, a la vez el próximo mes empieza una escuela de orientación aquí en Pontevedra. Los primeros cuatro meses queremos que sea una escuela deportiva no municipal pero con la intención de incorporarla a las escuelas municipales a partir de septiembre y ofrecer este deporte a los niños de Pontevedra. En senderismo hay una liga autonómica en la que participamos y organizamos una de las pruebas; en montañismo tenemos varias salidas, también con niños y pensadas para la familia; en escalada tenemos varias salidas y varios cursos de especialización para los más expertos y en general lo que intentamos en este trienio es la promoción entre los más jóvenes, dar a conocer nuestras distintas secciones y que los niños vean que hay algo más que el fútbol, que hay deportes en la naturaleza que les pueden llamar, bien sea corriendo, en bicicleta, subiendo montañas, acampando fuera de casa etc, es decir queremos dar una amplia variedad de alternativas para que puedan elegir.

-¿Cómo es el perfil del socio?

-De entrada un amante de la naturaleza, pero por lo demás es variado e incluso contradictorio, porque al ser la unión de dos clubes te puedes encontrar mucho militar y a la vez antimilitaristas, la verdad es que son muy cómicas las conversaciones (sonríe) y al final confluyen los dos en el mismo pensamiento. El espectro de socios es muy amplio, gente que tiene conocimientos de escalada, de rápel, de orientación, de buceo, piragüismo, bicicleta de montaña, hay multitud de especialidades pero todos están conectados porque les encanta el deporte al aire libre.

-¿Hay mucha afición a los deportes de montaña en Pontevedra?

-Sí, de hecho había especialidades que no conocía, por ejemplo no sabía que había competiciones de andar por el monte, y me sorprendí de la cantidad de gente que mueven y sin duda Pontevedra es una de las ciudades con más afición a los deportes al aire libre.

-¿Se requieren condiciones físicas muy especiales?

-No, de hecho por ejemplo ahora estamos con la escuela de escalada y yo estoy empezando con mis hijos, el objetivo es que vayan teniendo contacto con estas actividades desde niños porque a todos nos ha gustado de pequeños subir, trepar y escalar y así reciben una pequeña formación. Eso por lo que respecta a la escalada deportiva, pero lo que es montaña diría que es asequible para cualquiera que le guste la naturaleza, hay gente que odia los bichos con lo cual no saldrá de la ciudad, pero todo aquel que le llame la atención la naturaleza es un montañero en potencia.

-¿Recomiendan las actividades para todas las edades?

-Sí, se podría pensar que por ejemplo en orientación hay que ser un especialista porque sales al monte y a partir de un mapa tienes que pasar por una serie de puntos y el recorrido lo decides tu, simplemente es una prueba contrarreloj y has de llegar con la ayuda de una brújula. Parece que hay que tener muchos conocimientos y no, evidentemente hay diferentes categorías pero la pueden practicar desde los más pequeños a los más ancianos, en el Campeonato del Mundo puede haber gente que supere los 90 años, aunque evidentemente las distancias y dificultades son diferentes en función de las categorías. Además son pruebas en las que se puede ir en grupo, con familia, con el perro, si uno va a una prueba federada se encontrará mucha gente que corre con sus mascotas o que va en grupo, porque de lo que se trata es de pasar unas horas disfrutando de la naturaleza. También queremos incidir mucho en potenciar el deporte femenino y, especialmente, de las personas discapacitadas, de hecho hay una especialidad en orientación para que cualquier persona discapacitada pueda participar, en el Campeonato de España que hicimos el año pasado aquí en Pontevedra fue una de las pruebas que más participación tuvo, porque aquí no prima la velocidad, la resistencia o la fuerza física sino acertar con exactitud la baliza correcta.

Compartir el artículo

stats