El consejo de administración de Ence propondrá a la junta general de accionistas la distribución de un dividendo en efectivo de 10 céntimos de euros por acción en circulación, según ha informado este jueves la compañía.

El dividendo será pagado en efectivo el próximo 8 de mayo con cargo a reservas voluntarias por prima de emisión por un importe bruto total de unos 25 millones de euros, de ser aprobado en la junta que se celebrará previsiblemente el próximo 28 de abril.

La propuesta de dividendo representa una rentabilidad para el accionista de, aproximadamente, un tres por ciento, teniendo en cuenta la cotización de la acción de Ence a cierre de mercado el día de la comunicación de la propuesta de distribución.

Ence ha conseguido finalizar "con éxito" su plan de reestructuración, que permitirá a la compañía superar este mismo año el beneficio pre-reforma eléctrica, con un año de antelación a lo anunciado.

"Los importantes ahorros conseguidos, el cierre de su fábrica de celulosa de Huelva y el buen comportamiento del precio de la celulosa y el dólar, están haciendo posible una rápida recuperación tras el impacto de la reforma eléctrica y van a permitir a Ence lograr un fuerte impulso de sus resultados", se subraya desde la compañía.