La tradicional rapa das bestas en A Escusa, en la parte del monte Castrove que pertenece al municipio de Poio. vive hoy su día grande. Esta tarde será cuando los aloitadores realicen la rapa, marca y venta de los potros.

La jornada festiva en honor a San Ramón inició ayer a las 8 de la mañana con la juntanza de los caballo en el pastizal del A Escusa. Los animales pasaron ahí la noche, donde los asistentes pudieron disfrutar de una actuación musical.

Ya esta mañana, inician la fiesta un las dianas y alboradas de un grupo de gaitas. A las 11:30 se baja a los caballos al curro de San Ramón. Allí se procede a la separación de los potros.

A las 13 horas se celebran los actos religiosos en honor a San Ramón. Será a partir de las 16 horas cuando se seleccione a los animales por parte de los aloitadores y su derribo en el curro. Una vez realizada esta operación, los aloitadores procederán a la rapa de cada animal y al marcado y venta de los potros.

Hacia el final de la jornada, se sortean dos potros en el curro y se volverá a soltar a los animales en el monte. Este año, algunos vecinos señalaron que el número de caballos era menor que el habitual, logrando reunir menos de un centenar de caballos cuando en ediciones pasadas superaban los 300. Aun así, la rapa mantuvo su interés de los visitantes, sobre todo para los que acudieron por primera vez. A diferencia de otras ediciones, en esta Baixada dos Cabalos no se realizó el concurso de monta americana.