Antón Louro, presidente provincial del PSOE, reconoció sin excusas que el resultado de su partido es "muy malo" en España, Galicia, la provincia y a nivel local pero apunta que "si Podemos pudo articular una alternativa en tres meses", los socialistas aún pueden recuperarse de cara a las municipales de 2015.

Sin embargo, el problema está en saber qué hacer. "El PSOE se encuentra en una deriva muy complicada y debe abrir un proceso de diálogo interno para definir qué queremos hacer en el futuro". Sin decir claramente que Alfredo Pérez Rubalcaba debe abandonar de inmediato la dirección nacional, sí señala que "hay que reconstruir el partido y encontrar a la persona más adecuada". De hecho, sitúa el problema en la cúpula nacional. "Sin escabullir responsabilidades, el problema no está aquí", en Pontevedra.

Tras mostrar su "preocupación" por el voto de castigo al bipartidismo (califica a PP y PSOE como las "vigas maestras" de la política española), Louro reconoce que habrá que tener en cuenta a AGE y Podemos para el futuro", en especial de cara a las municipales. Y no solo incluye a esos grupos sino también a UPyD a la hora de "definir estrategias y pactos".