La mesa de contratación para adjudicar por 25 años el centenar de puestos vacantes del Mercado, analizó ayer, bajo la presidencia de la concejal de Promoción Económica, Carlota Román, las propuestas económicas corresponsales a las 26 ofertas recibidas en el Concello, y decidió eliminar a dos de los aspirantes por haberse presentado fuera de plazo y por defectos en la propuesta, por lo que son 24 los candidatos aún en concurso, que optan a un total de 68 puestos y bancadas. No obstante, esta cifra va a quedar reducida porque se da por seguro que se han presentado varias ofertas sobre un número indeterminado de puestos. Lo que si está claro es que más de treinta vacantes (el 30% del total) seguirán vacías, una cifra que probablemente aumente.

A partir de ahora los técnicos de la Concejalía de Promoción Económica estudiarán la documentación y elaborarán la propuesta final de adjudicación. Al tratarse de un procedimiento de subasta, en principio se optará por la mejor oferta económica. No obstante, hay que tener en cuenta lo previsto en las bases sobre los derechos de tanteo y retracto para los actuales usuarios y que los postores no pueden tener más de 9 bancadas o 3 puestos en la Plaza.

Carlota Román calcula que el proceso estará rematado en pocas semanas y con este proceso concluirá la primera convocatoria pública de todas las vacantes de la Plaza de Abastos de Pontevedra. Con todas las concesiones de los usuarios totalmente regularizadas se abrirá un nuevo plazo para decidir sobre el futuro de los espacios vacíos en la instalación municipal, especialmente en la planta alta, que prácticamente quedará sin uso.

La concejala destaca que se trató de un procedimiento "totalmente abierto y transparente, a lo que se dio amplia publicidad, y que permitió que toda persona o empresa interesada en trabajar en la Plaza de Abastos había tenido oportunidad de hacerlo".

La Plaza de Abastos de Pontevedra dispone de un total de 367 puestos de venta, de los que actualmente están vacíos 99, que fueron los ahora subastados.